Panorama Católico

Revela estudio ignorancia y confusión sobre la Biblia en el mundo

Tan sólo un promedio de 15 por ciento d los entrevistados pudo responder correctamente a preguntas básicas del texto religioso.

Un estudio realizado en nueve países y cuyo resultado fue presentado hoy en El Vaticano, reveló que existe ignorancia y confusión entre la mayoría de los ciudadanos sobre la Biblia y su contenido.

Tan sólo un promedio de 15 por ciento d los entrevistados pudo responder correctamente a preguntas básicas del texto religioso.

Un estudio realizado en nueve países y cuyo resultado fue presentado hoy en El Vaticano, reveló que existe ignorancia y confusión entre la mayoría de los ciudadanos sobre la Biblia y su contenido.

Sólo un promedio de 15 por ciento de los entrevistados, con cifras variables en cada uno de los casos, pudo responder correctamente a preguntas básicas del texto religioso mientras el índice de ignorancia llegó hasta el 50 por ciento.


La investigación –confeccionada por el Gfk Group- se basó en entrevistas a cristianos, católicos y personas de otras religiones en Estados Unidos, el Reino Unido, Holanda, Alemania, Francia, España, Italia, Polonia y Rusia.

Aunque la mayoría de las personas declaró tener una Biblia en su casa (entre el 48 al 93 por ciento de los encuestados) muy bajo resultó el índice de las personas que en los últimos 12 meses leyeron un pasaje de ese libro.

Con excepción de Estados Unidos, donde un 75 por ciento dijo haber leído partes bíblicas en el último año, declararon lo propio en España sólo 20, Francia un 27, Italia 27, Alemania 28, Holanda 31, Rusia 35, Reino Unido 36 y Polonia 38 por ciento.

Estos datos son similares al interés demostrado por libros de argumentos religiosos en general, mientras en España un 22 por ciento leyó uno a lo largo de los anteriores 12 meses en Estados Unidos lo hizo un 58 por ciento.

La Biblia atrajo menos atención ante otras modalidades de comunicación religiosa, por ejemplo en España 24 por ciento de los cuestionados señaló preferir una transmisión televisiva contra un 13 por ciento que eligió leer.

En este renglón la diferencia más sustancial se registró en Holanda donde seis por ciento se pronunció por la lectura bíblica contra 45 por ciento que prefirió la televisión, algo similar ocurrió en Francia con siete contra 28 por ciento.

En cuanto a la valoración del texto bíblico prevalecen quienes lo consideran como "verdadero" contra quienes dicen que es "falso" así como quienes lo ven como "interesante" sobre los que sostiene es "aburrido".

De la comparativa general Estados Unidos se reveló como el país que más conoce, tiene contacto y lee la Biblia muy por encima de otros países de mayoría católica como Polonia, Italia o Francia.

La posición de España fue desilusionante, otrora una potencia católica mundial pero que en la actualidad demuestra que sus ciudadanos conocen ese texto religioso muy poco, lo leen mínimamente e ignoran gran parte de su contenido.

Fuente: Notimex, El Universal, Lunes 28 de abril de 2008

Comentario Druídico: Los datos son muy interesantes. Es cierto que los paíes protestantes, históricamente y por la doctrina luterana, han dado un énfasis especial a la lectura de la biblia, que, según ellos "inspira" infaliblemente al lector (libre examen). La Iglesia tradicionalmente ha tendido a hacer la lectura conjuntamente con la interpretación por la enseñanza oral, en particular para los fieles sencillos. Pero igualmente, en los buenos tiempos el conocimiento de las SS.EE. era muy amplio entre la población católica, como atestigua la literatura y la apologética de otros tiempos, así como las obras de espiritualidad, en las que no podrían haberse referido tantos ejemplos bíblicos si no hubiesen sido conocidos por los lectores. Otra fuente de testimonios es el refranero popular.


Hoy en día, la "renovación católica", mientras por un lado casi reduce todo a "la palabra" (sobre todo en la liturgia), pierde de vista esa palabra encarnada en el magisterio, único intérprete oficial y autorizado, volcándose más a lo "vivencial", o lo que "la palabra me dice a mí" que deja todo en aguas proscelosas…


De todos modos, hay que admitirlo, existe una vergonzosa ignorancia de las SS.EE. por parte de los católicos, inclusive de los más tradicionales. Sería bueno, al menos, leer una vez de corrido todo el Nuevo Testamento. Y del Antiguo siquiera el pentatuco, los salmos, el Cantar, los profetas, Job, Tobías… en fin.


Pensar que los Santos Padres se sabían la biblia de memoria…

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *