Panorama Católico

Sale Marcó, entra Boquín…

El presbítero Guillermo Marcó que oficiaba de portavoz del cardenal de Buenos Aires, fue desplazado luego de que protagonizara resonadas confrontaciones con el Gobierno

El presbítero Guillermo Marcó que oficiaba de portavoz del cardenal de Buenos Aires, fue desplazado luego de que protagonizara resonadas confrontaciones con el Gobierno

El cardenal de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, aceptó la renuncia de su vocero, el presbítero Guillermo Marcó y, en una reestructuración del área de prensa designó a otro sacerdote en una función similar, informaron hoy fuentes oficiales de la Iglesia.

“Es cierto, ya no soy el vocero personal del cardenal (Bergoglio), pero continuaré en funciones de prensa vinculadas al arzobispado de Buenos Aires”, confirmó a DyN el padre Marcó.

El primado de la Argentina tendrá de ahora en más en la tarea de ser “responsable de la atención a los periodistas” al presbítero Gustavo Boquín, párroco de Nuestra Señora del Socorro.

Fuentes religiosas dijeron a DyN que el desplazamiento "no se debió a presiones del Gobierno", con el cual Marcó confrontó verbalmente en octubre, sino a que la relación personal con el purpurado porteño “se resintió” después de que el sacerdote criticara en la revista Newsweek el discurso del papa Benedicto XVI en la universidad de Rastibona, que fue considerado ofensivo por los musulmanes.

En la decisión también pesó, según las mismas fuentes, el hecho de que desde noviembre de 2005 Bergoglio es presidente del Episcopado y tiene como portavoz del organismo eclesiástico nacional al presbítero Jorge Oesterheld.

El cambio es producto de una “reestructuración del área de prensa” del arzobispado de Buenos Aires, en busca de “optimizar la relación con los medios de comunicación”.

“El presbítero Guillermo Marcó dejará la dirección de la oficina de prensa para poder dedicarse con mayor libertad a difundir el pensamiento cristiano a través de los medios de comunicación, como lo hacía antiguamente, sin la responsabilidad de que sus palabras se interpreten como el pensamiento del arzobispo”, se explicó hoy.

Fuente: Infobae

Comentario Druídico: Boquín es un excelente nombre para vocero. El criterio primado es casi infalible. De todos modos Marcó queda en el banco (en el banco de suplentes).

"Fuentes religiosas dijeron a DyN que el desplazamiento "no se debió a presiones del Gobierno", con el cual Marcó confrontó verbalmente en octubre, sino a que la relación personal con el purpurado porteño “se resintió” después de que el sacerdote criticara en la revista Newsweek el discurso del papa Benedicto XVI en la universidad de Rastibona, que fue considerado ofensivo por los musulmanes".

Bueno, nosotros lo habíamos anticipado, podemos reclamar la primicia. La lentitud de la medida y la lenidad del castigo ponen en vistoso relieve el modo en que la política primada concibe la caridad. Por un pequeño desliz verbal, no vamos a mancillar la carrera de un joven prometedor como el P. Marcó. Eso sí, hay que ser implacable con el P. L… porque reza el canon de la misa "demasiado lentamente". Por eso lo mandamos a hacer penitencia y ayuno. Sobre todo ayuno. Y tests psicológicos. No sea que la excesiva reverencia litúrgica, el uso de la sotana, el hábito de confesar a los fieles, etc. lo inclinen por el mal camino. Gracias, Eminencia. Sus caminos son insondables, pero sin duda rectos y para mayor gloria de Dios.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *