Panorama Católico

Samir Khalil Samir: Cien Preguntas sobre el Islam

El sacerdote jesuita egipcio Samir Khalil Samir responde a las preguntas de dos periodistas europeos especializados en temas islámicos. Su doble visión como cristiano árabe, residente en un país mayoritariamente islámico y erudito en temas vinculados con el islamismo constituyen un testimonio invalorable para entender el problema.

El sacerdote jesuita egipcio Samir Khalil Samir responde a las preguntas de dos periodistas europeos especializados en temas islámicos. Su doble visión como cristiano árabe, residente en un país mayoritariamente islámico y erudito en temas vinculados con el islamismo constituyen un testimonio invalorable para entender el problema.

Samir Khalil Samir
Cien Preguntas sobre el Islam
Entrevista de Giorgio Paolucci y Camilla Eid

Glosario y Bibliografía
Centro de Stud sull’Ecumenismo
Ediciones Encuentro, Madrid, 2006
224 págs.

Ante todo cabe señalar que algunos de los enfoques del problema y las soluciones propuestas por el autor no nos parecen conformes a la doctrina de la Iglesia. A saber, por ejemplo, oponer y proponer el modelo “laico” occidental a la concepción teocrática islámica. Fundamentar, por otra parte, en la “democracia y los derechos humanos” la crítica a ciertas prácticas usuales entre los islámicos… y así podríamos señalar algunas más.

Hecha esta reserva, el libro es extremadamente valioso para conocer el problema islámico desde su raíz misma, puesto que pese a estas concepciones antedichas, el autor es extraordinariamente erudito tratar el tema islámico con notable objetividad, desde su origen histórico hasta el complejísimo problema actual de Medio Oriente y Africa, pasando por la historia de confrontación y expansión militar del Islam sobre el mundo cristiano.

El nacimiento del Corán, libro “descendido” del Cielo, según la creencia islámica, la figura de Mahoma, su importancia y la de sus sucesores como jefes militares en la expansión del islamismo; el problema de los “textos canónicos” del Corán, su recopilación, de sus contradicciones, de su forzosa aplicación literal y la consiguiente necesidad de generar un jurisprudencia interpretada por los maestros o doctores del libro (que en la práctica conforman una especie de clero con enorme influencia social, en especial sobre los más iletrados).

La simplicidad y el formalismo exterior de sus preceptos que conducen tan frecuentemente a la fanatización del pueblo islámico, tan poco intruído.

Las diversas corrientes, shiita y sunita las más conocidas, su origen, divergencias, enfrentamientos, gobiernos que las sustentan y confusión habitual de sus seguidores con los “fundamentalistas”.

El problema del “fundamentalismo”, término de origen protestante trasladado a la realidad islámica con poco acierto, puesto que confunde más que aclara.

La “jihad” o guerra santa, la autoridad civil y religiosa, el concepto que el islámico tiene de la mujer, del matrimonio, del cristiano, del judío y de los paganos…

Todo se trata de un modo ordenado, pero no sistemático, con una lectura llevadera y agradable.

Estos textos adquieren más valor aún dada la postura liberal del autor, el cual, no obstante, es más amigo de la verdad que de los prejuicios, sean estos pro o antislámicos.

Después de leer estas –en realidad- 111 preguntas y sus respuestas, ilustrarnos con los diversos apéndices informativos y un glosario esclarecedor, podemos decir que vemos con bastante más claridad, entre otras cosas, la manipulación que el pueblo islámico sufre a causa de sus dirigentes, comprometidos en luchas y alianzas, tanto entre sí como con diversos factores de poder “occidentales”.

También el papel que tiene la Iglesia, tan perseguida hoy bajo los regímenes islámicos, de dar un testimonio de lo que es el Occidente cristiano, marcando los abismos que lo separan del mundo moderno, liberal, ateo, degradado que los islámicos confunden con los “cruzados” de la actualidad.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *