Panorama Católico

Santa Misa Tridentina en Filipinas

Finalmente, como informa en detalle Rorate Caeli del 17 de abril,  un alto prelado de la Conferencia Episcopal Filipina sale a declarar su adhesión al Motu Proprio Summorum Pontificum, después de varias peripecias, a las que no fue ajeno el Primado (¿alguna semejanza con la Argentina?) Gaudencio Cardenal Rosales. 

Extistió un vademecum redactado por la Diócesis de Manila para restringir la libertad de los sacerdotes al rezo de la Misa Tradicional. Finalmente, tras una denuncia de la que nos hemos hecho eco varios portales católicos de todo el mundo, el Card. Castrillón envió una carta llamando al orden al Card. Rosales. Esta carta fue recogida por The Tablet, en una página de su web, cuyo vínculo quedó sospechosamente inhabilitado durante un tiempo. 

Cuando parecía que las órdenes del Card. Castrillón de no impedir el derecho de los sacerdotes y fieles a la liturgia tradicional iba a quedar en la nada (rumores de destitución y campañas mediáticas varias mediante involucraron al titular de Ecclesia Dei) el Arzobispo Jesús Dozado, vicepresidente de la conferencia espiscopal de Filipinas, desmiente toda restricción en su diócesis, asociando la confusión a su condena de la celebración regular que realiza la FSSPX allí. 

Fuentes locales informan sobre una gran concurrencia, más de mil personas, la noche de la vigilia pascual a la iglesia del Señor de la Divina Gracia, de Cubao. 

Aseguran que Rosales enviará una carta al Card. Castrillón. En Manila, solo se puede asistir formalmente una vez al mes y a una misa establecida por el Cardenal en horario exótico, como es de rigor.

Casas más, casas menos, igualito que en Buenos Aires.

Finalmente, como informa en detalle Rorate Caeli del 17 de abril,  un alto prelado de la Conferencia Episcopal Filipina sale a declarar su adhesión al Motu Proprio Summorum Pontificum, después de varias peripecias, a las que no fue ajeno el Primado (¿alguna semejanza con la Argentina?) Gaudencio Cardenal Rosales. 

Extistió un vademecum redactado por la Diócesis de Manila para restringir la libertad de los sacerdotes al rezo de la Misa Tradicional. Finalmente, tras una denuncia de la que nos hemos hecho eco varios portales católicos de todo el mundo, el Card. Castrillón envió una carta llamando al orden al Card. Rosales. Esta carta fue recogida por The Tablet, en una página de su web, cuyo vínculo quedó sospechosamente inhabilitado durante un tiempo. 

Cuando parecía que las órdenes del Card. Castrillón de no impedir el derecho de los sacerdotes y fieles a la liturgia tradicional iba a quedar en la nada (rumores de destitución y campañas mediáticas varias mediante involucraron al titular de Ecclesia Dei) el Arzobispo Jesús Dozado, vicepresidente de la conferencia espiscopal de Filipinas, desmiente toda restricción en su diócesis, asociando la confusión a su condena de la celebración regular que realiza la FSSPX allí. 

Fuentes locales informan sobre una gran concurrencia, más de mil personas, la noche de la vigilia pascual a la iglesia del Señor de la Divina Gracia, de Cubao. 

Aseguran que Rosales enviará una carta al Card. Castrillón. En Manila, solo se puede asistir formalmente una vez al mes y a una misa establecida por el Cardenal en horario exótico, como es de rigor.

Casas más, casas menos, igualito que en Buenos Aires.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *