Panorama Católico

Según Monde et Vie, Ecclesia Dei se fusionaría con Culto Divino

El habitualmente bien informado sitio Rorate Caeli presenta una información religiosa de la revista francesa Monde et Vie. Traducimos su traducción y comentario, al que agregamos el de nuestro Druida.

El papa desea utilizar la nominación de su mano derecha [el Card. Cañizares Llovera] que conduce la Congregación del Culto Divino [como medio] para reorganizar profundamente la Comisión Ecclesia Dei, de la cual el Cardenal Cañizares ya es miembro. De acuerdo con el rumor, que simplemente parece ser charla de pasillos, el Cardenal Castrillón Hoyos, que ha sobrepasado el límite de edad, cedería su lugar a su actual segundo, Mons. Camille Perl, quien sería consagrado obispo a tal efecto.

Y la Comisión sería incorporada a la Congregación para el Culto Divino, dentro del cual dicasterio tendría la responsabilidad de atender los asuntos vinculados con la forma extraordinaria del rito, bajo el patrocinio del Card. Cañizares. […] Esto significa, en todo sentido, que la Comisión Ecclesia Dei es colocada bajo un área de supervisión eclesiástica. [Nota de Rorate Caeli: ¿Y dónde está la Comisión ahora? ¿Fuera de la Iglesia?]

Además, se supone que el hombre a cargo, Mons. Perl, es con toda certeza el que mejor conoce en Roma el mundo tradicionalista, sus dimes y diretes. Ha merecido la confianza papal desde hace largo tiempo. En más de una ocasión, su diplomacia ha obrado maravillas.

Fuente: Rorate Caeli

Comentario Druídico: Esto es charla de pasillo, pero no parece improbable. Rorate Caeli considera la posibilidad como una "degradación" de la Comisión, que fue fundada para atender un problema el cual, a partir del Motu Proprio Summorum Pontificum, ya no es un problema, a saber: ¿qué hacemos con la Misa Tradicional? Pues, si algún problema queda es lograr que los obispos no la persigan de hecho, puesto que no tienen ya armas para perseguirla de derecho (en realidad nunca las tuvieron).

No coincidimos con nuestros prestigiosos colegas norteamericanos. Ecclesia Dei, cuya estructura burocrática es infima, demasiado pequeña para atender los reclamos que recibe a diario, lejos de ser devaluada, pasaría a formar parte del Dicasterio que entiende en el tema del Culto Divino, bajo un hombre que ya es "de la casa" como el Card. Cañizares, y probablemente con mayor estructura. Tampoco puede afirmarse que se fusiona a una "estructura hostil".

Respecto a Mons. Perl, quizás sea hora de que lo consagren obispo, después de tanto tiempo en Ecclesia Dei. Pero lo suyo, si queda a cargo, sería pasajero, dada su fragilidad de salud. Además, si lo consagran obispo, su jerarquía no podría ser de menor entidad, por lo tanto, tampoco la del sector. En una palabra, sería institucionalizado algo que actualmente es de una larga provisionalidad.

En definitiva, el cambio puede ser favorable a la causa tradicional, según como se haga y quien quede definitivamente a cargo del área. Sobre todo es de interés observar el futuro de Mons. Ranjith, actual Secretario de Culto Divino y quien pudiera ser su eventual sucesor si vuelve a su país, a una sede cardenalicia.

El habitualmente bien informado sitio Rorate Caeli presenta una información religiosa de la revista francesa Monde et Vie. Traducimos su traducción y comentario, al que agregamos el de nuestro Druida.

El papa desea utilizar la nominación de su mano derecha [el Card. Cañizares Llovera] que conduce la Congregación del Culto Divino [como medio] para reorganizar profundamente la Comisión Ecclesia Dei, de la cual el Cardenal Cañizares ya es miembro. De acuerdo con el rumor, que simplemente parece ser charla de pasillos, el Cardenal Castrillón Hoyos, que ha sobrepasado el límite de edad, cedería su lugar a su actual segundo, Mons. Camille Perl, quien sería consagrado obispo a tal efecto.

Y la Comisión sería incorporada a la Congregación para el Culto Divino, dentro del cual dicasterio tendría la responsabilidad de atender los asuntos vinculados con la forma extraordinaria del rito, bajo el patrocinio del Card. Cañizares. […] Esto significa, en todo sentido, que la Comisión Ecclesia Dei es colocada bajo un área de supervisión eclesiástica. [Nota de Rorate Caeli: ¿Y dónde está la Comisión ahora? ¿Fuera de la Iglesia?]

Además, se supone que el hombre a cargo, Mons. Perl, es con toda certeza el que mejor conoce en Roma el mundo tradicionalista, sus dimes y diretes. Ha merecido la confianza papal desde hace largo tiempo. En más de una ocasión, su diplomacia ha obrado maravillas.

Fuente: Rorate Caeli

Comentario Druídico: Esto es charla de pasillo, pero no parece improbable. Rorate Caeli considera la posibilidad como una "degradación" de la Comisión, que fue fundada para atender un problema el cual, a partir del Motu Proprio Summorum Pontificum, ya no es un problema, a saber: ¿qué hacemos con la Misa Tradicional? Pues, si algún problema queda es lograr que los obispos no la persigan de hecho, puesto que no tienen ya armas para perseguirla de derecho (en realidad nunca las tuvieron).

No coincidimos con nuestros prestigiosos colegas norteamericanos. Ecclesia Dei, cuya estructura burocrática es infima, demasiado pequeña para atender los reclamos que recibe a diario, lejos de ser devaluada, pasaría a formar parte del Dicasterio que entiende en el tema del Culto Divino, bajo un hombre que ya es "de la casa" como el Card. Cañizares, y probablemente con mayor estructura. Tampoco puede afirmarse que se fusiona a una "estructura hostil".

Respecto a Mons. Perl, quizás sea hora de que lo consagren obispo, después de tanto tiempo en Ecclesia Dei. Pero lo suyo, si queda a cargo, sería pasajero, dada su fragilidad de salud. Además, si lo consagran obispo, su jerarquía no podría ser de menor entidad, por lo tanto, tampoco la del sector. En una palabra, sería institucionalizado algo que actualmente es de una larga provisionalidad.

En definitiva, el cambio puede ser favorable a la causa tradicional, según como se haga y quien quede definitivamente a cargo del área. Sobre todo es de interés observar el futuro de Mons. Ranjith, actual Secretario de Culto Divino y quien pudiera ser su eventual sucesor si vuelve a su país, a una sede cardenalicia.

El habitualmente bien informado sitio Rorate Caeli presenta una información religiosa de la revista francesa Monde et Vie. Traducimos su traducción y comentario, al que agregamos el de nuestro Druida.

El papa desea utilizar la nominación de su mano derecha [el Card. Cañizares Llovera] que conduce la Congregación del Culto Divino [como medio] para reorganizar profundamente la Comisión Ecclesia Dei, de la cual el Cardenal Cañizares ya es miembro. De acuerdo con el rumor, que simplemente parece ser charla de pasillos, el Cardenal Castrillón Hoyos, que ha sobrepasado el límite de edad, cedería su lugar a su actual segundo, Mons. Camille Perl, quien sería consagrado obispo a tal efecto.

Y la Comisión sería incorporada a la Congregación para el Culto Divino, dentro del cual dicasterio tendría la responsabilidad de atender los asuntos vinculados con la forma extraordinaria del rito, bajo el patrocinio del Card. Cañizares. […] Esto significa, en todo sentido, que la Comisión Ecclesia Dei es colocada bajo un área de supervisión eclesiástica. [Nota de Rorate Caeli: ¿Y dónde está la Comisión ahora? ¿Fuera de la Iglesia?]

Además, se supone que el hombre a cargo, Mons. Perl, es con toda certeza el que mejor conoce en Roma el mundo tradicionalista, sus dimes y diretes. Ha merecido la confianza papal desde hace largo tiempo. En más de una ocasión, su diplomacia ha obrado maravillas.

Fuente: Rorate Caeli

Comentario Druídico: Esto es charla de pasillo, pero no parece improbable. Rorate Caeli considera la posibilidad como una "degradación" de la Comisión, que fue fundada para atender un problema el cual, a partir del Motu Proprio Summorum Pontificum, ya no es un problema, a saber: ¿qué hacemos con la Misa Tradicional? Pues, si algún problema queda es lograr que los obispos no la persigan de hecho, puesto que no tienen ya armas para perseguirla de derecho (en realidad nunca las tuvieron).

No coincidimos con nuestros prestigiosos colegas norteamericanos. Ecclesia Dei, cuya estructura burocrática es infima, demasiado pequeña para atender los reclamos que recibe a diario, lejos de ser devaluada, pasaría a formar parte del Dicasterio que entiende en el tema del Culto Divino, bajo un hombre que ya es "de la casa" como el Card. Cañizares, y probablemente con mayor estructura. Tampoco puede afirmarse que se fusiona a una "estructura hostil".

Respecto a Mons. Perl, quizás sea hora de que lo consagren obispo, después de tanto tiempo en Ecclesia Dei. Pero lo suyo, si queda a cargo, sería pasajero, dada su fragilidad de salud. Además, si lo consagran obispo, su jerarquía no podría ser de menor entidad, por lo tanto, tampoco la del sector. En una palabra, sería institucionalizado algo que actualmente es de una larga provisionalidad.

En definitiva, el cambio puede ser favorable a la causa tradicional, según como se haga y quien quede definitivamente a cargo del área. Sobre todo es de interés observar el futuro de Mons. Ranjith, actual Secretario de Culto Divino y quien pudiera ser su eventual sucesor si vuelve a su país, a una sede cardenalicia.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *