Panorama Católico

Según Sandro Magister, la liturgia neocatecumenal ha sido fuertemente reformada

La misa en el viejo rito neocatecumenal está fuera de la ley

Lo establece el nuevo estatuto de la comunidad fundada por Kiko, impuesto por las autoridades vaticanas. Está prohibido tomar la comunión sentados a la mesa y pasando el cáliz de mano en mano. Están prohibidas también las homilías dialogadas

por Sandro Magister
  

La misa en el viejo rito neocatecumenal está fuera de la ley

Lo establece el nuevo estatuto de la comunidad fundada por Kiko, impuesto por las autoridades vaticanas. Está prohibido tomar la comunión sentados a la mesa y pasando el cáliz de mano en mano. Están prohibidas también las homilías dialogadas

por Sandro Magister
  

Kiko  y  Rilko 

ROMA, 23 de junio del 2008 – El Camino Neocatecumenal tiene un nuevo y definitivo estatuto. Ha sido aprobado por las autoridades vaticanas el pasado 11 de mayo, fiesta de Pentecostés, y ha sido oficialmente entregado hace diez días por el cardenal Stanislaw Rylko, presidente del pontificio consejo para los laicos, al equipo responsable internacional del Camino, compuesto por Francisco José (Kiko) Gómez Argüello (en la foto), Carmen Hernández y el sacerdote Mario Pezzi.

El anterior estatuto, de fecha 29 de junio del 2002, era experimental y tenía una validez de cinco años. Tenía por tanto casi un año de haber caducado cuando se aprobó el nuevo.

El motivo de este atraso se intuye comparando los dos textos. Sobre todo el artículo 13, donde las variaciones son más evidentes.

El artículo 13 se refiere a la celebración de la misa. Que para los neocatecumenales siempre ha sido la causa más fuerte de conflicto con el conjunto de la Iglesia católica.

Ante todo por los tiempos y los lugares de las celebraciones.

Los neocatecumenales celebran sus misas no el domingo sino el sábado en la noche, en grupos pequeños, separados del conjunto de la comunidad parroquial. Y ya que cada grupo neocatecumenal corresponde a una particular etapa del Camino, cada grupo tiene su misa en locales diferentes.

Después por las modalidades de la celebración.

Los neocatecumenales celebran la misa en forma de banquete, en torno a una gran mesa cuadrada, tomando la comunión sentados, con el cáliz que pasa de mano en mano. Además, agregado a la homilía, dan largo espacio a los comentarios espontáneos de los presentes.

Al menos así lo hacían hasta hace poco tiempo. Y en parte lo siguen haciendo.

El 1º de diciembre del 2005 el cardenal Francis Arinze, prefecto de la congregación para el culto divino, los llamó por carta, en nombre del Papa, a una observancia fiel de las reglas litúrgicas. Y el siguiente 12 de enero Benedicto XVI en persona los exhortó a obedecer. Pero de hecho este doble llamado cayó casi en todas partes en el vacío.

El 22 de febrero del 2007, en una audiencia al clero de Roma, Benedicto XVI les dio a entender que los nuevos estatutos no serían aprobados si no obedecían a las llamadas al orden.

Y al fin las presiones tuvieron efecto. El nuevo estatuto aprobado el pasado 11 de mayo obliga a los neocatecumenales a celebrar la misa siguiendo las reglas litúrgicas generales del rito romano. La comunión deberán recibirla de pie. La homilía ya no podrá ser sustituida por una pluralidad de intervenciones. Sus misas del sábado por la noche serán “parte de la pastoral litúrgica dominical de la parroquia” y serán “abiertas también a otros fieles”.

Únicas concesiones: la comunión podrán recibirla “permaneciendo en el mismo lugar” y el saludo de la paz podrán ponerlo antes del ofertorio en vez de tenerlo antes de la comunión. Pero se debe evidenciar que esta última ubicación existe ya en el rito ambrosiano, practicado en la diócesis de Milán. Y en un próximo futuro podría usarse también en el rito romano, de acuerdo a lo que ha hecho presagiar el mismo Benedicto XVI en la exhortación postsinodal sobre la Eucaristía “Sacramentum Caritatis”.

Conforme al nuevo estatuto, todas las comunidades neocatecumenales del mundo, al celebrar la misa, deberían atenerse a las nuevas reglas desde hoy.

El Camino Neocatecumenal, nacido en España el 1964, declara estar presente en 107 países de los cinco continentes, con 19 mil comunidades en 5.700 parroquias de 1.200 diócesis. En total, sus miembros son cerca de medio millón. Tiene 60 seminarios “Redemptoris Mater” en todo el mundo. En Italia está activo desde 1968 y cuenta con 4.500 comunidades en 200 diócesis, con cerca de 100 mil miembros.

Después de nuevo estatuto también deberían ser publicados pronto las “Orientaciones para los equipos de catequistas”, es decir los textos guía de los fundadores Kiko y Carmen. Ampliamente examinados por las autoridades vaticanas, serán publicados en edición corregida.

A continuación en viejo y el nuevo estatuto comparados, en el artículo – con las correspondientes notas – que ser refiere a la celebración de la Eucaristía:

La Eucaristía en el viejo estatuto del 2002…

ART. 13

§ 1. La Eucaristía es esencial al Neocatecumenado, en cuanto catecumenado post-bautismal, vivido en una comunidad pequeña (46). De hecho la Eucaristía completa la iniciación cristiana (47).

§ 2. Los neocatecúmenos celebran la Eucaristía en la pequeña comunidad para ser gradualmente iniciados en la plena, conciente y activa participación en los divinos misterios (48), también según el ejemplo de Cristo, que en la multiplicación de los panes hizo sentarse a los hombres “en grupos de cincuenta” (Lc 9,14). Tal costumbre, consolidada en la praxis de más de treinta años del Camino, es fecunda en frutos (49).

§ 3. En consideración también “de específicas exigencias formativas y pastorales, teniendo en cuenta el bien de los individuos o de los grupos, y especialmente de los frutos que pueden derivarse de ello para la entera comunidad cristiana” (50), la pequeña comunidad neocatecumenal (51), con la autorización del obispo diocesano, celebra la Eucaristía dominical (52), abierta también a otros fieles, después de las primeras vísperas.

§ 4. Cada celebración de la Eucaristía es preparada, cuando es posible, bajo la guía del Presbítero, por un grupo de la comunidad neocatecumenal, por turnos, que prepara breves moniciones a las lecturas, escoge cantos, proporciona el pan, el vino y las flores, y cuida del decoro y la dignidad de los signos litúrgicos.

NOTAS

(46) Cfr. JUAN PABLO II, Epist. Ogniqualvolta, 30 de agosto de 1990: AAS 82 (1990) 1515: "El anuncio del Evangelio, el testimonio en pequeñas comunidades y la celebración eucarística en grupos (cfr. Notificación sobre las celebraciones en grupos del Camino Neocatecumenal en L’Oss. Rom., 24 de diciembre de 1988) son lo que permite a los miembros ponerse al servicio de la renovación de la Iglesia”; IDEM, Discurso a 350 catequistas itinerantes del Camino Neocatecumenal, en L’Oss. Rom., 18 de enero de 1994: "Todo ello es actuado en pequeñas comunidades, en las cuales ‘la reflexión sobre la palabra de Dios y la participación en la Eucaristía…forman células vivas de la Iglesia, renovando la vitalidad de la parroquia mediante cristianos maduros capaces de testimoniar la verdad con una fe vivida de modo radical’ (Mensaje a los obispos de Europa reunidos en Viena, 12 de abril de 1993)".

(47) Cfr. OICA [Ordo Initiationis Christianae Adultorum], 36, 368.

(48) Cfr. CONCILIO ECUMENICO VATICANO II, Cost. Sacrosanctum Concilium, 48; CONGREGACIÓN PARA EL CLERO, Directorio general para la Catequesis, 85; S. LEÓN MAGNO, Sermo 12, De passione: "Nuestra participación del cuerpo y la sangre de Cristo no tienda a otra cosa que a transformarnos en aquello que recibimos, a revestirnos en todo, en el cuerpo y en el espíritu, de Aquél en el cual hemos muerto, hemos sido sepultados y somos resucitados”.

(49) De este modo se sale al encuentro de las exigencias del hombre contemporáneo: se valoriza el domingo, evitando la dispersión propia del fin de semana, se arranca a los jóvenes de las discotecas del sábado en la noche y de la droga, se da a la familia la posibilidad de estar unida el domingo en una liturgia doméstica – momento privilegiado en la transmisión de la fe a los hijos – y se permite a los hermanos más formados ayudar a animar las misas dominicales parroquiales; pero sobre todo la intensidad de la participación de la pequeña comunidad en la sagrada Eucaristía estimula y sujeta el cambio moral y el surgimiento de múltiples vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa y misionera.

(50) JUAN PABLO II, Lett. apost. Dies Domini, 36; cfr. SAGRADA CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO, Instr. Actio Pastoralis de Missis pro coetibus particularibus: "Se exhorta vivamente a los pastores de almas a considerar y profundizar el valor espiritual y formativo de estas celebraciones”.

(51) Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a 350 catequistas itinerantes del Camino Neocatecumenal, en L’Oss. Rom., 18 de enero de 1994: "Vuestra experiencia de varios años ya en el Camino os habrá ciertamente enseñado que la pequeña comunidad, sostenida por la Palabra de Dios y por la Eucaristía dominical, se hace lugar de comunión”.

(52) Cfr. Notificación de la Congregación para el Culto Divino sobre las celebraciones en grupos del Camino Neocatecumenal, en L’Oss. Rom., 24 de diciembre de 1988: "La congregación permite que entre las adaptaciones previstas por la instrucción Actio pastorales, nn. 6-11, los grupos del mencionado Camino puedan recibir la comunión bajo las dos especies, siempre con pan ácimo, y colocar, ‘ad experimentum’, el rito de la paz después de la plegaria universal”. Siguiendo cuanto se indica en la Instrucción Ecclesia de mysterio (art. 3, § 3), para preparar a la asamblea a acoger mejor la homilía, el presbítero, con prudencia, puede dar la posibilidad a alguno de entre los presentes a expresar brevemente lo que la Palabra proclamada le ha dicho para su vida.

… y el nuevo estatuto del 2008

ART. 13

§ 1. La Eucaristía es esencial al Neocatecumenado, en cuanto catecumenado post-bautismal, vivido en una comunidad pequeña (47). De hecho la Eucaristía completa la iniciación cristiana (48).

§ 2. Los neocatecúmenos celebran la Eucaristía dominical en la pequeña comunidad, después de las primeras vísperas. Tal celebración tiene lugar según las disposiciones del obispo diocesano. Las celebraciones de la Eucaristía de las comunidades neocatecumenales el sábado por la noche son parte de la pastoral litúrgica dominical de la parroquia y están abiertas también a otros fieles.

§ 3. En la celebración de la Eucaristía en las pequeñas comunidades se siguen los libros litúrgicos aprobados por el Rito Romano, a excepción de las concesiones explícitas de la Santa Sede (49). Por cuanto concierne a la distribución de la Santa Comunión bajo las dos especies, los neocatecumenales la reciben de pie, permaneciendo en el propio sitio.

§ 4. La celebración de la Eucaristía en la pequeña comunidad es preparada bajo la guía del Presbítero, por un grupo de la comunidad neocatecumenal, por turnos, que prepara breves moniciones a las lecturas, escoge los cantos, proporciona el pan, el vino, las flores y cuida del decoro y la dignidad de los signos litúrgicos.

NOTAS

(47) Cfr. JUAN PABLO II, Epist. Ogniqualvolta, 30 de agosto de 1990: AAS 82 (1990) 1515: "El anuncio del Evangelio, el testimonio en pequeñas comunidades y la celebración eucarística en grupos (cfr. Notificación sobre las celebraciones en grupos del Camino Neocatecumenal en L’Oss. Rom., 24 de diciembre de 1988) son lo que permite a los miembros ponerse al servicio de la renovación de la Iglesia”; IDEM, Discurso a 350 catequistas itinerantes del Camino Neocatecumenal, en L’Oss. Rom., 18 de enero de 1994: "Todo ello es actuado en pequeñas comunidades, en las cuales ‘la reflexión sobre la palabra de Dios y la participación en la Eucaristía…forman células vivas de la Iglesia, renovando la vitalidad de la parroquia mediante cristianos maduros capaces de testimoniar la verdad con una fe vivida de modo radical’ (Mensaje a los obispos de Europa reunidos en Viena, 12 de abril de 1993)".

(48) Cfr. OICA [Ordo Initiationis Christianae Adultorum], 36, 368.

(49) Cfr. Benedicto XVI, Discurso a las Comunidades del Camino Neocatecumenal del 12 de enero del 2006: Notitiae 41 (2005) 554-556; Congregación para el Culto Divino, Carta del 1 de diciembre del 2005: Notitiae 41 (2005) 563-565; Notificación de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos sobre las celebraciones en grupos del Camino Neocatecumenal, en L’Osservatore Romano, 24 de diciembre de 1988: "La congregación permite que entre las adaptaciones previstas por la instrucción Actio pastoralis, nn. 6-11, los grupos del mencionado Camino puedan recibir la comunión bajo las dos especies, siempre con pan ácimo, y colocar, ‘ad experimentum’, el rito de la paz después de la plegaria universal”.

__________

El texto completo del nuevo estatuto en el sitio web del Camino Neocatecumenal (que está en seis idiomas, pero el texto sólo está disponible en italiano):

> Statuto del Cammino Neocatecumenale

 Fuente: Chiesa

Comentario Druídico: De los textos precedentes no se infiere un cambio tan radical como el título sugiere. Cabe destacar algo que los  defensores del Camino suelen pasar por algo: "El 1º de diciembre del 2005 el cardenal Francis Arinze, prefecto de la congregación para el culto divino, los llamó por carta, en nombre del Papa, a una observancia fiel de las reglas litúrgicas. Y el siguiente 12 de enero Benedicto XVI en persona los exhortó a obedecer. Pero de hecho este doble llamado cayó casi en todas partes en el vacío. (…) El 22 de febrero del 2007, en una audiencia al clero de Roma, Benedicto XVI les dio a entender que los nuevos estatutos no serían aprobados si no obedecían a las llamadas al orden". Aparentemente las llamadas al orden no han sido obedecidas, y  el camino tiene sus estatutos que, aunque reformados, difícilmente se pongan en práctica en aquellos aspectos que la Santa Sede ha exigido.  Veremos.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
03/06/2010 a las 3:22 am

Hola, como estan uds?
También es la primera vez que me meto en esta página, y también a mí me parece muy lamentable y entristecedor leer cómo se pelean entre supuestos católicos. Yo pertenezco al Camino Neocatecumenal, o he pertenecido por varios años, tal vez sea mejor decir. Les aseguro a todos que ha sido un movimiento de gran carisma espiritual y muy salvífico para personas que nos fuimos de la Iglesia años atrás por encontrarnos en ella con un montón de “lobos con piel de ovejas”. Como todos los integrantes de la Santa Iglesia Católica, Apostólica Romana ya deberíamos saber, dividir para reinar es lo que el Mal Espíritu provoca, y por eso estamos continuamente de cisma en cisma. Pero hermano en la Fé, no tememos a nadie más que al propio Dios, pues será Él y sólo Él quien separa a la cizaña del trigo. Por lo demás, que cada uno se integre a aquel lugar o ámbito al que se sienta llamado por el Espíritu Santo, pues el trabajo lo hace el Padre Celestial: Él te lleva, Él te deja, o Él te retira a tiempo. Esta es mi experiencia, y les repito porque me parece importante: no peleen más entre ustedes, hermanos de Fé. No arrojen margaritas a los cerdos.



Anónimo
04/06/2010 a las 12:43 pm

¿Eso es un midrash hebreo?
¿Eso es un midrash hebreo? Tenía entendido que era del santo Cura de Ars…
Los del camino judaizante todo lo asocian con su Talmud, Zohar etc que para colmo es una invención posterior a Jesucristo. Tildan de cismático a quien le indica un error. Son incorregibles.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *