Panorama Católico

Según Tornielli, hoy se reunió Fellay con Levada

El diálogo entre la Santa Sede y los lefebvrianos se encuentra en un punto decisivo. Después de haber estudiado con atención el texto del “preámbulo doctrinal” con las modificaciones que pidió el superior de la Fraternidad San Pío X, Benedicto XVI habría tomado una decisión y se la habría comunicado al cardenal William Levada, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y al secretario del mismo dicasterio, el arzobispo Luis Ladaria Ferrer, durante la audiencia que concedió a ambos religiosos el sábado pasado.

Se acerca el paso decisivo: Benedicto XVI examinó las propuestas de Fellay y de los cardenales

ANDREA TORNIELLI
  CIUDAD DEL VATICANO

El diálogo entre la Santa Sede y los lefebvrianos se encuentra en un punto decisivo. Después de haber estudiado con atención el texto del “preámbulo doctrinal” con las modificaciones que pidió el superior de la Fraternidad San Pío X, Benedicto XVI habría tomado una decisión y se la habría comunicado al cardenal William Levada, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y al secretario del mismo dicasterio, el arzobispo Luis Ladaria Ferrer, durante la audiencia que concedió a ambos religiosos el sábado pasado.

El texto de la declaración doctrinal es ultra secreto, pero será publicado (como aseguran desde que comenzó la historia) si se llega a formalizar el acuerdo entre la Santa Sede y la Fraternidad que fundó monseñor Lefebvre. No se puede saber todavía si el texto que envió Bernard Fellay a Roma  a mediados de abril (y que los cardenales de la Cuarta Feria de la Congregación para la Doctrina de la Fe analizaron y discutieron el 15 de mayo) ha sufrido cambios o precisaciones. Dentro de pocas horas, la respuesta del Papa podría ser comunicada al superior lefebvriano. Será él quien acepte definitivamente o no el “preámbulo”.

La historia de las relaciones borrascosas entre la Santa Sede y la Fraternidad exige cautela: en 1988, Lefebvre ya habís suscrito un acuerdo doctrinal, pero rompió las negociaciones argumentando que no confiaba en las autoridades vaticanas y consagró, ilegítimamente (sin mandato papal), a cuatro nuevos obispos, Fellay incluido. Desde entonces, muchas cosas han cambiado. Hoy, el superior de la San Pío X (que insistió en su postura en una entrevista al boletín oficial de la Fraternidad el 7 de junio) sabe muy bien que Benedicto XVI desea llegar a una reconciliación que pueda curar la herida de hace 24 años. Si Fellay, después de haber recibido la respuesta vaticana, firma la declaración doctrinal, el acuerdo será anunciado oficialmente.

De cualquier manera, seguirá abierta la cuestión sobre los tres obispos lefebvrianos (Tissier de Mallerays, de Gallareta y Williamson) que respondieron con una carta durísima las intenciones de Fellay para llegar a un acuerdo con Roma. Incluso en el caso de que el superior de la San Pío X firme la declaración doctrinal, las posturas de los tres obispos serán examinadas singularmente por la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Fuente: Vatican Insider

Comentario del Editor: No se entiende bien cómo se podría examinar por separado la postura de cada obispo. ¿Quedaría en suspenso la situación canónica de los tres obispos? ¿Significa esto que la Santa Sede entiende como cuestiones diferentes la doctrinal y la canónica y a la primera se le daría una salida mientras que la segunda seguiría en debate? ¿Hay que ver en esta frase una amenaza o por el contrario, una disposición de apertura? En la declaración de Mons. Fellay -bajo forma de entrevista- publicada en DICI el Superior de la FSSPX afirma que « es la actitud de la Iglesia oficial la que ha cambiado, nosotros no. No somos nosotros los que hemos pedido un acuerdo, es el Papa el que quiere reconocernos«. Da a entender una cierta voluntad por encima de las objeciones, una cierta unilateralidad en el acto pontificio. Tal vez se explique, habrá que ver los hechos, de esta manera. 

Tampoco hay que olvidar que en pocos días se celebrará el Capítulo General al cual asisten todos los superiores de distrito, casas autónomas, seminarios, todos los ex superiores, así como los obispos, y los sacerdotes más antiguos de la FSSPX que no ostenten cargo del rango antedicho. Es decir, todas las jerarquías altas de la institución, tanto por su cargo actual como por su desempeño o prestigio en cargos de conducción. O simplemente de antigüedad. De allí saldrá, sin lugar a dudas, una respuesta a estos interrogantes.Se dice que un prestigioso e histórico ex superior, muy cercano a Mons. Lefebvre anda por Inglaterra en estos días. ¿Conversando con Mons. Williamson?

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *