Panorama Católico

Sería bueno responder con fundamentos estas preguntas

Sobre el Casamiento de sacerdotes Católicos

Señores del Hebdomadario  Católico :

   Les pido que por favor publiquen mis dudas y extrañezas sobre un tema de la cultura actual de la Iglesia Católica.

    Mi primera  extrañeza con respecto a la cultura de la  Iglesia Católica es sobre la obligateriedad del celibato.No entiendo el porque  nuestra Iglesia rechaza  la idea que el Sacerdocio  pueda estar integrado al Matrimonio .Otras religiones como la judía y los cristianos protestantes esta integración  es parte de la vida de su cultura religiosa.

     No entiendo la Prohibición, por que se reniega de esta integración. considero a   la sexualidad humana como  parte del don divino, tanto para la cercanía amorosa de los cónyugues como para la constitución de la familia (reproducción de la vida). Es un un modelo de satisfacción conyugal y  de protección y cuidado de la especie. El celibato obligatorio como condición para el sacerdocio católico se impuso en el concilio de Trento.Anteriormente esta integración no estaba interdicta.El sacerdote   puede desarrollar su vocación adeternum como su trabajo pastoral  como cualquier hombre que es pater familia con  hijos que debe trabajar  superando  la dificil cotidaneidad diversificada de roles.

    Otro tema a tratar es la ausencia del estatus sacerdotal para la mujer, los  protestantes tienen ya sacerdotisas..

     La última apreciación que me extraña, ya no de la Iglesia sino  de la lectura de esta  publicación del hebdomadario,   cuando nombra la relación entre un sacerdote y una mujer  nombra  el vinculo  como amancebados,Esta palabra  muestra cierta idea degradada de la sexualidad,ya que  en su primera acepción  mancebo habla de una relación entre personas de diferente  estatus sea por la edad o por su jerarquía.No solo la palabra define  el vinculo entre inferior y superior sino que en su otra acepción cuando manceba habla  de prostituta o concubina directamente excluye el vinculo amoroso entre el hombre y la mujer  y lo degrada a un vinculo totalmente utilitario y comercial.Entonces hablar del vinculo entre el hombre y la mujer como amancebados es degradarlo.

Mi idea  ……En un principio era el caos…..para salir de él Dios  creo al hombre y a la mujer, entre las maravillas de la creación

Que Dios los bendiga

Claudia Siena de Brom

Sobre el Casamiento de sacerdotes Católicos

Señores del Hebdomadario  Católico :

   Les pido que por favor publiquen mis dudas y extrañezas sobre un tema de la cultura actual de la Iglesia Católica.

    Mi primera  extrañeza con respecto a la cultura de la  Iglesia Católica es sobre la obligateriedad del celibato.No entiendo el porque  nuestra Iglesia rechaza  la idea que el Sacerdocio  pueda estar integrado al Matrimonio .Otras religiones como la judía y los cristianos protestantes esta integración  es parte de la vida de su cultura religiosa.

     No entiendo la Prohibición, por que se reniega de esta integración. considero a   la sexualidad humana como  parte del don divino, tanto para la cercanía amorosa de los cónyugues como para la constitución de la familia (reproducción de la vida). Es un un modelo de satisfacción conyugal y  de protección y cuidado de la especie. El celibato obligatorio como condición para el sacerdocio católico se impuso en el concilio de Trento.Anteriormente esta integración no estaba interdicta.El sacerdote   puede desarrollar su vocación adeternum como su trabajo pastoral  como cualquier hombre que es pater familia con  hijos que debe trabajar  superando  la dificil cotidaneidad diversificada de roles.

    Otro tema a tratar es la ausencia del estatus sacerdotal para la mujer, los  protestantes tienen ya sacerdotisas..

     La última apreciación que me extraña, ya no de la Iglesia sino  de la lectura de esta  publicación del hebdomadario,   cuando nombra la relación entre un sacerdote y una mujer  nombra  el vinculo  como amancebados,Esta palabra  muestra cierta idea degradada de la sexualidad,ya que  en su primera acepción  mancebo habla de una relación entre personas de diferente  estatus sea por la edad o por su jerarquía.No solo la palabra define  el vinculo entre inferior y superior sino que en su otra acepción cuando manceba habla  de prostituta o concubina directamente excluye el vinculo amoroso entre el hombre y la mujer  y lo degrada a un vinculo totalmente utilitario y comercial.Entonces hablar del vinculo entre el hombre y la mujer como amancebados es degradarlo.

Mi idea  ……En un principio era el caos…..para salir de él Dios  creo al hombre y a la mujer, entre las maravillas de la creación

Que Dios los bendiga

Claudia Siena de Brom

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
09/06/2009 a las 4:05 am

Sr. Moderador…

no  gaste polvora en gallinazos, como este "trabucazo" que mas bien suena  como castañazo…Tampoco se agote con el Luis Osio.

Hay muchos buenos combates que  merecen  más la pena que  atender  a estos sofistas.

 

Légolas



    Anónimo
    09/06/2009 a las 5:10 pm

    Ay Légolas, ya volviste a sacar tus alitas de murciélago.

    El pajarraco

    Vale.

    Sugerencia: Saca tu diccionario para averiguar que es un sofista, y deja de arrojar  guano contra el ventilador.



Anónimo
09/06/2009 a las 5:31 am

Con el debido respeto a la ponente, Sra. Siena de Brom.

Dícenle sus discípulos: «Si tal es la condición del hombre respecto de su mujer, no trae cuenta casarse.» Pero él les dijo: «No todos entienden este lenguaje, sino aquellos a quienes se les ha concedido. (Mt 19:10-11)

 Lo mejor, señora, está reñido con lo bueno. Pero como toda aristocracia, en este caso la del espíritu, su degradación habría sido su democratización; y los resultados tan obvios que ni usted estaría preguntando, ni yo le estaría contestando. El mundo estaría vacío.

Nadie puede dudar que, sin la sexualidad humana, no estaríamos aquí. Y si estar aquí es bueno, el sexo debe serlo también. Pero la realidad la contradice severamente en lo limitado de su apreciación. Considero –dice usted– a la sexualidad humana como  parte del don divino, tanto para la cercanía amorosa de los conyuges como para la constitución de la familia (reproducción de la vida). Pero muy lamentablemente, señora, violadas, violados, prostitutas y todo género de deformados sexuales lo verán de otra manera.

A diferencia de otros vicios, quedar encadenado por el alcohol y por las drogas; o por el tabaquismo, el sexo no requiere de una decisión deliberada para iniciarse, para sentirse urgido, para arriesgarse a quedar preso. El sexo es algo que se nos impone a todos, y sus riesgos conducentes hasta el sadismo han hecho la infelicidad de un elevado porcentaje de la humanidad, y saturarían hasta cinco veces más las agencias del ministerio público de denunciarse todos los delitos que a esta causa son imputables.

Hay, en la sexualidad humana, mucho que contradice la bondad de la Creación.

Habrá usted oído hablar del aborto feticida, y hasta de homosexuales matrimoniados. Y no es necesario alargarse para entender el porqué los vírgenes conocen menos las degradaciones humanas, y están menos propensos a ciertos delitos.

Para entender el problema, el celibato no comenzó con el sacerdocio. Su precedente está en la Sagrada Familia, una familia virginal. Esto es así, porque la sexualidad como la conocemos entró con el Pecado Original (San Agustín). Y es por la Sagrada Familia que Dios va a recrear al hombre caído. Se entiende caído hacia el reino animal. El fruto de la redención, ya que Dios es Rey, y su corte aristocrática, son las almas consagradas.

Desde Génesis dice Dios: "Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza".

Pretender que hubiera sido "a nuestra imagen pero con injerto de burro y de burra" habría sido aun más ridículo de lo que suena.

 Dios tuvo que establecer un sacramento para divinizar una relación que en lo físico es puramente animal, lo propio del animal racional, fruto del Pecado Original pero en un principio no fue así, porque lo que Dios crea, lo crea perfecto.

De manera que su apreciación inocente sobre la sexualidad es real de manera exclusiva, a saber: El sexo es para el matrimonio, el matrimonio es para los hijos, y los hijos son para Dios. Todo así es santo y perfecto, aunque no tan meritorio como forma de vida como para santificar multitudes en lo personal.

Lo que convenció a los paganos fue el celibato sacerdotal, precisamente porque supera las fuerzas humanas. La santidad plena, el Cristo vivo entre los hombres es el sacerdote que vive a Cristo, porque es Cristo quien vive en él.

¿Vale?
 



    Anónimo
    09/06/2009 a las 8:55 pm

    Le sobra razón

    Cita:

    "El sexo es algo que se nos impone a todos, y sus riesgos conducentes hasta el sadismo han hecho la infelicidad de un elevado porcentaje de la humanidad, y saturarían hasta cinco veces más las agencias del ministerio público de denunciarse todos los delitos que a esta causa son imputables".

    Quisiera dejar mi testimonio aprovechando el anonimato. Este es necesario tanto al confesar mi estado actual que se resume  en una vida de intensa piedad confesándome dos veces por semana de cosas que me causa vegüenza el confesarlas por lo nimias (a los ojos del mundo). He pasado de sentir vergüenza de confesar pecados terribles contra el sexto mandamiento (al principio de mi conversión) , que no están reflejados ni siquiera en las epístolas paulinas, a sentir vergüenza de confesar faltas(nunca de pureza) que el mundo desprecia pero que son gran cosa a quien considera la Santidad infinita de Dios. Pero tengo que decir que "antes" era muy infeliz y mi abyección me torturaba. Además la vida de crápula está infestada de temores y terrores, lacerantes  compañías de gente malvada, terror a la muerte, avidez de dinero  etc.. Pero la vida angélica es simplemente "celestial". El terror a la muerte se ha trocado en un deseo de ella para estar con Xto. Sólo deseo años para hacer penitencia de mi extravíos pasados. Nunca me parecen suficientemente expiados ni el Corazón de Jesús suficientemente reparado por lo que le contristé. Pero tengo que decir que soy muy feliz. La perfecta castidad "penitente" es fácil, está al alcance de la mano de cualquiera que se entregue a Dios, porque Jesús la otorga sin mezquindad. Y hace al hombre feliz. Una felicidad imposible de comprender para el hombre mundano o el cristiano tibio. Pero es absolutamente real. Todos los clérigos deberían ser castos en la guarda de su celibato. Este no es problema para el alma de fe. Y además es una liberación de las mil preocupaciones terrenales que asedian a los no-célibes. Si alguno me pregunta como me ha sido posible llegar aquí, en donde estoy, habiendo salido de donde he salido le diré que ha sido una cura de sol (como  escribió Carlos Carreto). El Sol de la Eucaristía. Antes visitaba lugares de copas que tenían una "hora feliz" (las copas costaban la mitad). Ahora mi hora feliz es la adoración de Su Divina Majestad (como se decía antaño). Vivo esta hora , que a veces se alarga mucho, con gozo interior indescriptible.  Sí, la castidad perfecta es posible (aunque hay que pasar por un período de terribles tentaciones. Tb renuncias, como la que me supuso dejar "amigos", mi "ciudad", libros, costumbres, comodidades..). Y debería ser común a muchísimos cristianos. Y  ella trae felicidad. Y de ella no están excluídos los que se revolcaron en el cieno más profundo hasta llegar a perversiones como la arriba citada. Como creo que a alguno podría hacer bien mi testimonio, lo declaro amparado en el anonimato. No tanto por la vida anterior (que estaría presto a confesarla públicamente), sino por la actual que podría inducir a un contentamiento propio que detesto porque tb Dios lo detesta.  Tanto como ama la humildad más profunda en sus hijos.

    Arrepentido

    Lectura recomendada: El sagrario y el evangelio de F.X. Fortún.



      Anónimo
      13/06/2009 a las 3:56 pm

      Una peticíón a “Arrepentido”.

       En comunión de lucha, me permito  preguntarle ¿ dónde se puede encontrar el libro que recomienda?

      Otro arrepentido.



      Anónimo
      13/06/2009 a las 9:20 pm

      Una petición a “Arrepentido” bis.

      Quiero pensar que un  problema técnico impidió mi anterior petición a "Arrepentido" y no la censura arbitraria del moderador, al que tengo por ecuánime.

      Mi solicitud a "Arrepentido" es si mepuede indicar dónde conseguir el libro que recomienda (de F.X. Fortún).

      Cordialmente,

      Otro Arrepentido, en la misma lucha.

       



Anónimo
09/06/2009 a las 12:16 pm

recurso de impotentes

Sr. Director:

no necesita recordarme infantilmente que es el dueño de la pelota, perdón de la web. Si no le gustan mis dichos y tampoco puede rebatirlos puede Ud. borrarlos tal cual amenaza.

No me causará ninguna pena. Publique Ud. todas las groseras  tonterías que quiera, especialmente las procedentes de la propaganda británica. Yo, como católico y argentino, las rechazaré terminantemente. Y si le disgusta, mas.

Trabucazo 



    Moderador
    09/06/2009 a las 5:06 pm

    A Ud. no le entran balas…

     ¿Sabe qué es la APOLOGETICA?

    Deje a los británicos para otro sitio. Aquí discutimos sobre celibato sacerdotal, para bien de los lectores, y si cuadra de la Sra. que pregunta. Y si es espía de su Majestad Isabel II o miembra del MI5 me da exactamente lo mismo. Hizo una buena pregunta y no podemos dejar de responder.

    El Moderador

    P.S. Si me trata irrespetuosamente, lo echo. Esta es una casa abierta a todos los que sigan las normas de cortesía elementales, pero para nadie que venga a establecer atriles. Capisci?



Anónimo
09/06/2009 a las 12:58 pm

A.B.L

Estimado Amigo, muchas gracias por la info, ya lo consegui en español, y ayer mientras estaba en el baño lo empecé a leer.

Realmente es neomaquiavelico al 100%.  En fin cada vez que leo cosas como esas, y veo a mi hija (y al que esta viniendo) y no hago mas que rezarle a la Santisima Virgen María.

En fin, como siempre muchas gracias.

 

Benigno

"Ad Majorem Dei Gloriam"



Anónimo
09/06/2009 a las 12:59 pm

Gracias

Gracias por el link

 

Benigno

Ad Majorem Dei Gloriam



Anónimo
09/06/2009 a las 2:14 pm

Lo que faltó a mi anterior, Sra. Siena

En el Evangelio dictado a Mª Valtorta aparece ampliado un comentario  que, entre los diez volúmenes tengo que traer a la memoria sin referencia precisa:

"Los enemigos del alma tienen su propia voluntad, y muchos harán para su perdición la voluntad del Demonio, del mundo y de la carne. No todo el que me llama Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos; sino el que hace la Voluntad de mi Padre que está en los cielos".

Comentario aparte. La perfección exigida a un alma consagrada choca contra el consentimiento –aunque no fuera pecado y dentro del matrimonio– de un sacerdote casado. No podemos ni imaginar a Cristo sometiéndose, ni por un instante, a una voluntad que no fuera en exclusiva la voluntad del Padre.

El sacerdote, para ser otro Cristo, tiene que ser regido, igualmente, por esa única voluntad. Ahora si, Sra. Siena quedó completo.

Espero haberle servido en asunto de tan grave importancia que destaca, que todas las religiones pueden ser iguales sólo para los ciegos.

Vale.



    Anónimo
    10/06/2009 a las 5:08 am

    No se si se dieron cuenta de

    No se si se dieron cuenta de algo: esta señora no ha vuelto a postear nada nuevo ni a repreguntar sobre la cuestión. Indudablemente no esta muy interesada. Debe estar entretenida leyendo o escribiendo en las paginas del frente ese de la Cia o el Servicio Ingles, donde parece se da cita la cipayeria pro colonialista. Mientras discutimos entre nosotros por exquisiteces doctrinarias, ellos se deben estar c…de risa. Estoy de acuerdo con Trabucazo con referencia a esta señora. No gastemos mas pólvora en chimangos.

    Ricardo Martin B.



Anónimo
09/06/2009 a las 8:35 pm

¿autoridad

¿autoridad moral?

porfavor….

la autoridad la da el ESPÍRITU SANTO,

no la experiencia



Anónimo
10/06/2009 a las 8:53 pm

Dato poco conocido

La señora en cuestión es un logro de la "teología" del P. Kentenich. En Schönstatt ya hay muchos casos como el de ella, que ameritarían algún estudio de lo que se anda enseñando en aquellos "santuarios". Partiendo de la patológica confusión entre Dios Padre y el "pater" kentenich… y terminando por abiertos intentos de replicar la espiritualidad protestante. ¿Es correcto enseñar a Max Weber como filósofo a un grupo de jóvenes "católicos"?

Marcelo, le suplico que les dedique algún post. Cada día son más poderosos, y doctrinalmente andan en cosas muy raras!

Teobaldo



    Moderador
    10/06/2009 a las 10:00 pm

    Teobaldo, tenga compasión…

    Ya tengo demasiados frentes. Pero, no me gusta Schönstatt. 



    Anónimo
    11/06/2009 a las 1:40 am

    Teobaldo, ¿esta mujer

    Teobaldo, ¿esta mujer pertenece, o fue formada en Schoenstatt?

    ¿O está imaginando, o suponiendo, perfiles?

    Le pido respuesta.

    Además, le pido algún atizbo del error teológico de Schoenstatt, por lo menos de esto que dice del "Pater Kentenich", respecto de lo cual le pregunto:

    ¿En qué se diferencia para llevarlo a decir lo que dice de la relación interna en Schoenstatt con Kentenich, de otros "personalismos" en otros grupos católicos, aún tradicionalistas que espero que tenga también en mente –dice usted que al P. Kentenich se lo confunde con Dios Padre, entiendo que aún en expresión hiperbólica suya, sin pretender usted que es realmente así-?

    Espero respuesta.

    Saludos

    Teopregunto



    Anónimo
    15/06/2009 a las 12:44 pm

    Le ruego una aclaración, Teobaldo

    ¿Puede explicar en qué consiste la "patólogica confusión" entre Dios Padre y el padre Kentenich? He visitado santuarios de Schoenstatt y no se enseña Weber. Quizás se lo haya leído o comentado, pero no más que eso – supongo, puesto que no tengo el dato-.

    Schoenstatt promueve el rezo del Santo Rosario, y un atenerse en todo al modelo de María Santísima. Asimismo en sus sagrarios reza: "El siervo de María nunca perecerá".

    Personalmente, no me termina de "cerrar" Schoenstatt, pero debo reconocer (y lo hago más que ellos) que mucho de la espiritualidad del P. Kentenich se funda en San Francisco de Sales y en Santo Tomás, de quienes muy poco se habla en estos tiempos y a quienes aún menos se lee.

    No he visto en ellos pretensión alguna de que los sacerdotes se casen o las mujeres se ordenen. Les falta, sí, nuestro fervor y pasión por la Tradición, pero no sé si esto les ha sido dado a todos. Personalmente lo siento en mi alma como una gracia enorme, quizás la más grande que recibí, puesto que esta vigilancia constante respecto de la verdad católica ha orientado y orienta toda mi vida.

    Pero le ruego, a usted, como a Marcelo, todo comentario que me puedan aportar sobre el particular.

    Desde ya muchas gracias.

     

    Teodora

     

     

     



Anónimo
13/06/2009 a las 3:34 pm

Los discípulos que no se salvarán. (de M. Valtorta, completando)

Este pasaje tomado de María Valtorta "El Hombre-Dios" nos aclara el contexto que sitúa el "Sólo el que hace la Voluntad de mi Padre que está en los cielos". Viene a colación al tratar la "voluntad de la carne" que aplicamos al celibato sacerdotal en los comentarios de arriba:

___________________________

« Pero me contentarás si me das la alegría de oírte » dice Juan el escriba, a quien saluda Ermas con respeto y, con mayor todavía, Esteban.

« No te la negaré. Ven acá » y Jesús dando las espaldas al monte empieza a hablar.

« Nos entretuvo aquí la voluntad de Dios para no ir más lejos. Porque eso hubiera sido quebrantar los preceptos y dar escándalos. Y esto hay que observarlo hasta que se escriba el Nuevo Pacto. Es justo santificar las fiestas y alabar al Señor en los lugares de oración. Pero todo lo creado puede ser un lugar de oración, si la criatura sabe hacerlo levantando su espíritu al Padre. El arca de Noé, a la deriva de las olas fue lugar de oración, y lugar de oración también fue para Jonás el vientre de la ballena . Fue lugar de oración la casa del Faraón cuando vivió en ella José, y lo fue para Judit la tienda de Jolofernes y ¿no era acaso muy sagrado para el Señor el lugar corrompido donde vivía cual esclavo el profeta Daniel, sagrado por la santidad de su siervo que santificaba el lugar, de modo que mereció enunciar profecías sobre el Mesías y sobre el Anticristo, las que son llave de los tiempos de ahora, y de los últimos?

Con mayor razón es santo este lugar que con sus colores, perfumes, pureza de aire, riqueza de trigales, con las perlas de rocío, habla de Dios Padre y Creador y dice: ?Creo. Y vosotros tratad de creer porque nosotros damos testimonio de Dios. Sea, pues, este lugar la sinagoga de este sábado, y leamos en la corola y en las espigas las páginas eternas, y el sol haga de lámpara sagrada.

Os mencioné a Daniel. Os dijo: ‘Sea este lugar la sinagoga’.

Esto trae a la memoria el "bendecid " de los tres jóvenes entre las llamas del horno. Cielos y aguas, rocíos y escarcha, hielos y nieves, fuegos y calores, luz y tinieblas, fulgores y nubes, montes y colinas, todas las cosas alabad; pájaros, peces y animales, alabad y bendecid al Señor junto con los hombres de corazón humilde y santo. Podemos orar y podemos merecer el cielo en este lugar. Lo merecemos cuando hacemos la voluntad del Padre.

Cuando el día empezaba, se me hizo notar que si todo venía de la voluntad divina, también los males que los hombres cometen intencionalmente vendrán de ella. Esto es un error, y error muy difundido. ¿Puede acaso un padre querer que su hijo se haga culpable? No. Y sin embargo, vemos que hay en algunas familias hijos que se hacen culpables, aun cuando hay en ellas un padre justo que indica el bien que ha de hacerse y el mal que debe evitarse. Y ninguno que sea recto podrá acusar al padre de haber estimulado a su hijo al mal.

Dios es el Padre, los hombres los hijos. Dios indica el bien y dice: " Mira, te pongo. en esta circunstancia por tu bien o también cuando el Maligno y los hombres sus siervos buscan el mal a los hombres, Dios dice: «Mira, en esta hora penosa, obra así; y haciendo así, este mal te servirá para un bien eterno.» Os aconseja, pero no os fuerza. Ahora bien, si uno, pese a que conoce cuál es la voluntad de Dios, prefiere hacer todo lo contrario, ¿se puede decir que esto, que es contrario, sea la voluntad de Dios? No.

Amad la voluntad de Dios. Amadla más que la vuestra y seguidla contra las seducciones y poder de las fuerzas del mundo, de la carne y del demonio. También estas cosas tienen su voluntad. Pero en verdad os digo que es muy infeliz quien se doblega a ellas. Vosotros me llamáis: Mesías y Señor. Decís que me amáis y me gritáis "vivas". Me seguís y esto parece que es por amor. Pero en verdad os digo que no todos los que estáis entraréis conmigo en el Reino de los cielos. También entre mis más antiguos y más cercanos discípulos habrá quienes no entraran, porque harán su voluntad o la de la carne, la del mundo y la del demonio, pero no la de mi Padre.

No quien me dice: ¡Señor! Señor! entrará en el reino de los cielos, sino los que hacen la voluntad de mi Padre. Sólo estos entrarán en el reino de Dios. Vendrá un día en que Yo que ahora hablo, después de haber sido Pastor, seré Juez. No os engañe la apariencia actual. Mi cayado ahora reúne todas las almas dispersas y es dulce. Os invita a venir a los pastizales de la verdad. Pero en aquel entonces el cayado se cambiará en el cetro del Juez Rey y muy diverso será mi poder. Con justicia inexorable y no con dulzura, separaré las ovejas apacentadas con la verdad de las que mezclaron la verdad y el error o se alimentaron sólo de éste último.

Lo haré una vez y otra. Y ¡ay! de quienes entre la primera y segunda aparición ante el Juez, no sabrán purificarse, no podrán limpiarse de los venenos. La tercera categoría no se purificará. Ninguna pena podría purgarla. Quiso sólo el error y se quedará en él. Y con todo, entre ellos habrá quien se queje: Pero ¿cómo, Señor? ¿ no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre arrojamos a los demonios, y en tu nombre hicimos milagros?

Y entonces muy claramente les diré: "Sí. Tuvisteis la osadía de revestiros con mi Nombre para aparecer lo que no erais. Vuestro satanismo lo quisisteis hacer pasar como vida en Jesús.

Pero el fruto de vuestras obras os acusa. ¿Dónde están los que salvasteis? ¿Se cumplieron vuestras profecías? ¿En qué terminaron vuestros exorcismos? ¿Qué compadre tuvieron vuestros prodigios ? Oh, sí que es poderoso mi enemigo, pero no puede más que Yo. Os ayudó sí, para hacer más grandes presas, y por obra vuestra el círculo de los arrastrados a la herejía se ensanchó.

Sí. Hicisteis prodigios. Llamaron todavía más la atención que los que hicieron los verdaderos siervos de Dios, que no son payasos que emboleten a la gente, sino humildad y obediencia que cautiva a los ángeles. Ellos, mis siervos verdaderos, con sus inmolaciones no crean fantasmas sino que los arrojan de los corazones; ellos, mis verdaderos siervos, no se imponen a los hombres, sino que muestran a Dios en sus almas.

No hacen otra cosa más que la voluntad del Padre y conducen a otros a hacerla, así como una onda empuja y atrae la onda anterior, y la onda anterior, y la que sigue, sin ponerse en un trono para decir: ‘Mirad’. Ellos, mis siervos verdaderos, hacen lo que Yo diga, y no piensan sino en hacer, y sus obras tienen mi señal de paz imperturbable, de dulzura, de orden. Por lo que puedo deciros: estos son mis siervos; a vosotros no os conozco. Largaos de mi todos vosotros, operarios de la iniquidad".

Esto lo diré entonces. Y terrible será mi palabra. Procurad que no la merezcáis y venid por el camino seguro, aunque duro, de la obediencia a la gloria del reino de los cielos. Gozad ahora

de vuestro reposo sabático alabando a Dios con todo vuestro ser. La paz sea con todos vosotros. »

Jesús bendice a la multitud antes de que se desparrame en busca de sombra, y que formando grupos va comentando las enseñanzas del día…



Anónimo
14/06/2009 a las 3:42 pm

Fijaos bien que se refiere “a la voluntad del Padre” no a la. .

voluntad de algunos discípulos que NO se salvaran. Discípulos que no pasan de payasos "que emboletan a la gente". Discípulos "que mezclan la verdad y el error" sean de la jerarquía que sean.

¿Entendiste Marcelo?

O que siguen a quienes se sientan en un trono para decir "Miradme".

Y que las obras de quienes se salvarán tienen "mi señal de orden". No de desorden.

¿Te dice esto algo Marcelo?

¿Vale?



Anónimo
19/06/2009 a las 3:04 pm

Precisamente porque en su

Precisamente porque en su misiva la señora muestra errores o lagunas de formaciòn es por lo que hay que tomarse el trabajo de responderle como lo hace magistralmente el blog: con argumentos teológicos e históricos sólidos.

Para convencer al convencido no valdría la pena mantener un blog católico, en tal caso no mostraríamos mentalidad de Iglesia, sino de secta, o de peña de amigos.

Valiente apostolado sería el de simplemente insultar a quien de buena o no tan buena fe se acerca a pedirnos razòn de nuestra fe, como lo enseña la epístola petrina, la escritura no nos dice "a quien os pida razòn de vuestra fe insultadlo y mandadlo a la porra".

La catequesis de nuestra Santa Madre Iglesia nos enseña, nos corrige, y sobre todo, respeta nuestro libre albedrío para aceptar la doctrina sana y ortodoxa o quedarnos en el error, este amoroso magisterio està abierto a todos los hijos de Dios, sean de la nación que sean.

Felicito al blogista que dio enjundiosa y ortodoxa respuesta a la confusión de la señora sobre el celibato en la Iglesia de Roma, espero que ella abra su mente y su corazón.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube