Panorama Católico

Siguen las muestras de arte blasfemo

Una rana crucificada desata las críticas en Italia

Una pieza expuesta en el nuevo Museo de Arte Moderno de Bolzano ha desatado las críticas del obispo de la ciudad y de las autoridades.

Una rana crucificada desata las críticas en Italia

Una pieza expuesta en el nuevo Museo de Arte Moderno de Bolzano ha desatado las críticas del obispo de la ciudad y de las autoridades.

Una pieza que representa a una rana verde crucificada, expuesta en el nuevo Museo de Arte Moderno de Bolzano (norte de Italia), ha desatado las críticas del obispo de la ciudad, quien ha pedido que se respeten los sentimientos religiosos, y de las autoridades, que exigen su retirada.

Los responsables del Museion, como es conocido ese centro de arte, han decidido mantener la pieza, que aparece junto a un amplio material informativo sobre su significado, señalan hoy medios locales.

El objeto de polémica es una pieza de un metro de altura en la que aparece crucificada una rana verde, que con una anca sujeta una jarra de cerveza y con la otra un huevo.

La obra es del artista alemán ya fallecido Martin Kippenberger, quien con la misma pretendía, según fuentes del museo, expresar un momento personal de profunda crisis.

La pieza ha sido colocada en el atrio de entrada al «Museion», una moderna estructura inaugurada este fin de semana y que ha costado 30 millones de euros.

El obispo de Bolzano-Bressanone, Wilher Egger, ha criticado duramente la colocación de la polémica pieza, pues los sentimientos religiosos «tienen derecho a ser respetados».

«Hoy los símbolos de la fe cristianos son muchas veces despreciados. Hoy, sin embargo, es fundamental que sean respetados, así como los sentimientos religiosos. Una exposición de obras así no ayuda a la paz entre las culturas y las religiones», afirmó el prelado, informan medios locales.

El presidente de la Junta Provincial de Bolzano (provincia autónoma en la que se habla también alemán y que forma parte de la región Trentino Alto Adige), Luis Durnwalder, ha pedido que la obra sea retirada del museo, pues se trata de una «ofensa».

Durnwalder, quien ha evitado entrar en juicios artísticos, dijo hoy a medios locales que la obra «puede ser considerada una provocación por parte de la población del Alto Adige (sub Tirol), en un 99 por ciento católica».

El partido político Union Fuer Suedtirol ha solicitado la inmediata retirada de la obra y la dimisión del asesor provincial de cultura, mientras la formación Alianza Nacional opina, según recogen los medios locales, que se trata de un acto «blasfemo».

Fuente: La Voz de Galicia

Comentario Druídico: “Libertad de perdición…”

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *