Panorama Católico

Tres notas católicas que han signado la semana

Tres hechos nos han llamado la atención esta semana: la carta del Papa al obispo Wielgus, renunciado recientemente a causa de su colaboracionismo con el régimen comunista polaco. La denuncia de Messori contra las internacionales que odian la Iglesia, con expresa mención de la OMS y la Masonería. Finalmente las declaraciones de Mons.

Tres hechos nos han llamado la atención esta semana: la carta del Papa al obispo Wielgus, renunciado recientemente a causa de su colaboracionismo con el régimen comunista polaco. La denuncia de Messori contra las internacionales que odian la Iglesia, con expresa mención de la OMS y la Masonería. Finalmente las declaraciones de Mons. Ranjith a Inside the Vatican sobre el drama litúrgico.

Escribe Marcelo González

El Santo Padre apoya y anima a Mons. Wielgus a seguir adelante con su ministerio, consciente de las duras circunstancias por las que ha debido pasar el clero polaco bajo la dictadura atea. “Desearía sobre todo alentarle a proseguir con confianza y serenidad en el corazón. Expreso el deseo de que usted reanude de nuevo su actividad al servicio de Cristo, en la forma en que sea posible, a fin de que utilice el vasto y profundo conocimiento y piedad sacerdotal por el bien de la amada Iglesia en Polonia. La misión episcopal, hoy, como en el pasado, está marcada por el sufrimiento. Que Nuestro Señor no deje de sostenerle con su gracia”. El Papa, primer traicionado, le otorga su perdón.

Puede sorprender y hasta escandalizar a muchos, pero no es imposible que estos colaboracionistas hayan conservado la Fe, una fe torturada, desgarrada. Sabemos que ocurre en China, donde obispos del clero oficial mantienen relaciones secretas con Roma: son colaboracionistas menos voluntarios de lo que uno puede creer, algunos visiblemente arrepentidos. El paso atrás no es fácil. Hay que evaluar también la hondura de sus pecados, pero ¿no habrá más misericordia para ellos que para quienes, gozando de todas las libertades y medios, han traicionado a Cristo y su doctrina en el mundo Occidental?

Por otro lado, dos libros del estupendo novelistas Vladimir Volkoff que hemos leído recientemente tratan el tema, aplicado a jerarcas rusos del Patriarcado de Moscú, no ya meros chivatos, sino miembros de la Checa/KGB con rango y uniforme. El ya comentado en esta web “El Invitado del Papa” y también “La Reconversión”. En un caso, un ex ateo, convertido, monje, luego obispo, que pasa a ser chequista por orden de su Patriarca para favorecer la posición de la Iglesia, su subsistencia. En el otro, un comunista, un bolchevique hasta el tuétano, para ser más preciso, absolutamente consagrado a su causa se convierte -al estilo Claudel, casi instantáneamente- cuando asiste a una ceremonia religiosa. La psicología del converso es más fácil de admitir que la del colaboracionista. Sin embargo… el alma humana tiene estos pliegues donde muchas veces se oculta la esperanza. Y si bien el papa no goza del privilegio de la infalibilidad en esta materia -puede equivocarse en lo que está haciendo- preferimos pensar que el arrepentimiento de Wielgus es sincero y su perdón una muestra de la caridad de la Iglesia.

Messori, un católico de inusual valentía

Se ha conocido también el artículo de Vittorio Messori con una valerosa acusación que lo confirma en su acendrado catolicismo: “denunció que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ciertos sectores de la masonería, asociaciones homosexuales, multinacionales farmacéuticas y potentes organizaciones ecologistas constituyen "lobbys" anticatólicos que "odian el cristianismo por nostalgia del paganismo". Según el despacho de ACI el conocido escritor y periodista italiano ha dicho que "por ejemplo, de la OMS en temas de contracepción, aborto, diagnóstico prenatal para eliminar a los fetos con malformaciones; también de algunas siglas importantes del medio ambiente que querrían liberarse del Evangelio para recuperar nostalgias paganas o ciertos sectores de la masonería que, sobre todo en los países latinos y bajo influencias francesas y españolas, son hostiles a la moral católica".

Para los lectores de estas páginas y otras del mismo tenor, denuncias así no son novedad. Pero en boca de Messori resuenan como un trueno. Y ponen en riesgo su vida. No poco debemos agradecer el testimonio de un hombre de su prestigio diciendo lo que solo se dice hoy en las catacumbas.

El drama litúrgico

Finalmente, Mons. Ranjith, Secretario de la Congregación del Culto Divino y probable nuevo Prefecto tras el retiro del Card. Arinze. Otra vez habló de la liturgia: en declaraciones muy extensas a Inside the Vatican. Allí proclama con un lenguaje inusualmente claro el fracaso del Novus Ordo y la necesidad de impulsar el Rito Tridentino. Leyendo entre líneas -sin mayor esfuerzo- resulta ser quizás la declaración más rotunda sobre el desastre litúrgico de la Iglesia latina realizada por un miembro de la alta jerarquía de la Iglesia. Lo publicaremos en breve en su integridad. Solo una muestra:

"Por otra parte, tenemos también que considerar la cuestión seria de la disminución del número de fieles en algunas de las iglesias del mundo occidental. Tenemos que preguntarnos qué ha pasado en estas iglesias y dar los pasos correctivos necesarios en tanto sean necesarios. No creo que esta situación sea atribuible solamente a la secularización. Hay una profunda crisis de Fe conjugada con un movimiento hacia una experimentación litúrgica insensata y hacia las novedades que ha tenido su propio impacto en la materia. Por momentos se advierte mucho formalismo e insipidez.

"Así, pues, necesitamos recobrar el verdadero sentido de lo sagrado

Entonces necesitamos recuperar un verdadero sentido de lo sagrado y de lo místico en el culto divino.

"Y si los fieles siente que la Misa Tridentina les ofrece el sentido de los sagrado y lo místico más que otra, entonces deberemos alentar y aceptar su solicitud".

Tres notas que han caracterizado la semana: la inmensa caridad de la Iglesia que sabe acoger al arrepentido. La valentía del confesor de la Fe, Finalmente la asistencia del Espíritu Santo que sopla donde quiere.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *