Panorama Católico

Un bautismo clarificador

El periodista egipcio Magdi Allam ha asegurado que su encuentro con el Papa Benedicto XVI
ha sido “el más extraordinario y significativo” en su decisión de
convertirse al catolicismo, según relató en una carta a su diario, ‘Il
Corriere della Sera’, del que es subdirector.


El periodista egipcio Magdi Allam ha asegurado que su encuentro con el Papa Benedicto XVI
ha sido “el más extraordinario y significativo” en su decisión de
convertirse al catolicismo, según relató en una carta a su diario, ‘Il
Corriere della Sera’, del que es subdirector.

“Como musulmán, he admirado y defendido (a Benedicto XVI) por su
maestría a la hora de exponer el ligamen indisoluble entre fe y razón
como fundamento de la auténtica religión”, explicó Allam, que ayer
recibió el bautismo católico de manos del Papa en la Basílica de San
Pedro durante la solemne ceremonia de la Vigilia Pascual.

Asegura que este día se ha convertido en el “más bonito” de su vida,
además de una experiencia vital “excepcional e inolvidable” que “marca
un giro radical y definitivo con respecto al pasado”. “Mi conversión al
catolicismo es el punto de llegada de una gradual y profunda meditación
interior”, explicó.

Allam, hasta ayer musulmán no practicante, vive en Italia desde hace
35 años. A causa de sus posturas contrarias al islam radical, ha
recibido amenazas y tiene que llevar una escolta policial. Consciente
de la “enésima y mucho más grave condena a muerte por apostasía” que se
derivará de la conversión al cristianismo, asegura que afrontará su
“suerte con la cabeza alta, la espalda recta y la solidez interior de
quien tiene la certeza de la propia fe”.

A este respecto, agradeció el “histórico y valiente gesto” que ha
demostrado el Papa al aceptar “desde el primer momento” la petición de
ser él mismo quien le impartiera los sacramentos de la iniciación
cristiana -bautismo, confirmación y comunión–.

El Papa “ha lanzado un mensaje explícito y revolucionario a una
Iglesia que hasta ahora ha sido demasiado prudente con respecto a la
conversión de los musulmanes, absteniéndose de hacer proselitismo en
los países de mayoría islámica y callando sobre la realidad de los
convertidos en los países cristianos Por miedo. El miedo de no poder
tutelar a los convertidos frente a la condena a muerte por apostasía y
el miedo a las represalias que podían sufrir los cristianos residente
en los países islámicos”, declaró.

Allam volvió a arremeter contra “la violencia de los musulmanes que
no respetan la libertad de elección religiosa”. “En Italia hay miles de
convertidos al islam que viven serenamente su nueva fe. Pero hay
también miles de musulmanes convertidos al cristianismo que se ven
obligados a ocultar su nueva fe por miedo a ser asesinados por los
extremistas islámicos que viven entre nosotros”, aseguró.

Desde el extremismo musulmán, tanto en Italia como en el extranjero,
se le ha denunciado como ‘enemigo del islam’, ‘mentiroso y difamador
del islam’, “legitimando así mi condena a muerte”, explicó.

EL ISLAM ES FISIOLÓGICAMENTE VIOLENTO

Pero, “más allá” del fenómeno de los extremismos y del terrorismo
islámico a nivel mundial, “la raíz del mal es inherente a un islam
fisiológicamente violento e históricamente conflitual”, concluyó.

El mundo musulmán italiano emitió hoy sus primeras reacciones a la
conversión de Allam. El portavoz de la Unión de las Comunidades y
Organizaciones Islámicas en Italia, Izzedin El Zir, lo consideró un
“hombre adulto y libre de realizar su elección personal”, mientras que
el imán y presidente de la Comunidad Religiosa Islámica, Yahya
Pallavicini, advirtió que “no hay ninguna necesidad de renegar del amor
y la fe por el profeta Mahoma para demostrar el amor por Jesús”, según
declaró a los medios italianos.

Por su parte, el cardenal y presidente del Consejo Pontificio para
el Diálogo Interreligioso, Jean-Louis Tauran, recordó que la libertad
de conciencia es un “derecho fundamental”
y que las puertas de la
Iglesia “están siempre abiertas para quien llama”.

Fuente: Minuto Digital

Comentario Druídico: Otro gesto del Papa Benedicto XVI. Lapidario en sí mismo, pero relativizado en el contexto de los comentarios que ¿hasta qué punto? expresan el pensamiento pontificio. Por ejemplo: el cardenal y presidente del Consejo Pontificio para
el Diálogo Interreligioso, Jean-Louis Tauran, recordó que la libertad
de conciencia es un “derecho fundamental”
y que las puertas de la
Iglesia “están siempre abiertas para quien llama”.

¿Cómo se condice con la doctrina del Magisterio: por ejemplo, Quanta cura de Pío IX:"… y como consecuencia de esta idea absolutamente falsa del gobierno
social
, [laicismo] no temen en favorecer esa opinión errónea, la más fatal para la
Iglesia Católica y para la salvación de las almas, y que Nuestro
Predecesor de feliz memoria, Gregorio XVI, llamaba delirio
(4), a saber: Que
la libertad de conciencia y de cultos es un derecho libre de cada
hombre, que debe ser proclamado y garantido en toda sociedad bien
constituida
, y que los ciudadanos tengan libertad omnímoda de
manifestar alta y públicamente sus opiniones, cualesquiera sean, de
palabra, por escrito, o de otro modo, sin que autoridad eclesiástica o
civil puedan limitar libertad tan funesta.(…)
Ahora bien: al sostener estas afirmaciones temerarias, no piensan, ni consideran, que proclaman la libertad de la perdición.

El Card. Tourans defiende el deber y derecho de todo hombre de adherir a la verdadera Fe, relativizándola como un mero "derecho fundamental" a la libertad de conciencia, que el Papa Gregorio XVI llamaba "delirio" y el Beato Pío IX "libertad de perdición"… (Cfr. Pío IX, Encíclica Quanta cura, nº 4 y 5).

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *