Panorama Católico

Un lamento incomprensible, un silencio cómplice

“Lamentamos con dolor el silencio de la Iglesia durante la dictadura”


Desde el Obispado de Neuquén se distribuyó un pronunciamiento
autocrítico de la actitud de la jerarquía eclesiástica durante la
represión.

/fotos/20070906/notas/na08fo01.jpg

 

“Lamentamos con dolor el silencio de la Iglesia durante la dictadura”


Desde el Obispado de Neuquén se distribuyó un pronunciamiento
autocrítico de la actitud de la jerarquía eclesiástica durante la
represión.

/fotos/20070906/notas/na08fo01.jpg

 

El obispo de Neuquén, Marcelo Melani,

respaldó el documento.

Imagen: DyN

 

 

Por Elio Brat

 

 

“Con dolor no podemos dejar de reconocer
que, si bien no toda la jerarquía fue sorda ante el sufrimiento de
tantos hermanos, no toda la Iglesia asumió esta actitud imprescindible
para ser coherentes con lo que creemos y predicamos”, señala
textualmente una cartilla pastoral que se conoció ayer desde el
obispado de Neuquén y que se distribuyó en todas las parroquias de la
provincia. El documento fue elaborado por el equipo de la Pastoral
Social de la Iglesia neuquina, coordinado por el párroco de Centenario,
Rubén Omar Capitanio, quien el lunes próximo declarará como testigo en
el juicio que se está llevando en La Plata contra el sacerdote y ex
capellán de la Policía Bonaerense Cristian Federico von Wernich
.

Comentario Druídico: jugada publicitaria que prepara el
regreso de Capitanio a La Plata con "honores" y de donde salió huyendo
a causa de sus connivencias terroristas, protegido por la misma Iglesia
a la que ahora denuncia.

La crítica de los católicos neuquinos por la actuación evangélica
que le cupo a la Iglesia argentina en los siete años de la última
dictadura militar está resumida en el siguiente párrafo: “Demasiado
silencio, falta de participación pública en las demandas de los
familiares de los desaparecidos, hacer oídos sordos al reclamo de
justicia, demasiada debilidad para llamar al mal provocaron que
apareciéramos como cercanos a los dictadores de la muerte, mientras
debíamos ser apóstoles de la vida”.

Comentario Druídico: "Actuación evangélica" dice el firmante
de la nota, como si esto significara algo. O tal vez sí, signifique
algo: el fingimiento de un grupo de curas apóstatas. Renegaron de la
Fe, pero fingen ser católicos, porque "parasitan la estructura" de la
Iglesia para hacer su propio juego político-ideológico. El resto del
párrafo, que es casi una burla, queda referido antes. Ellos, los que
fomentan la cultura de la muerte, ahora se proclaman con fingida
elíptica humildad "apóstoles de la vida". El fariseísmo, cualquiera sea
la forma que adopte, es el verdadero cáncer de la Iglesia. Esto es
fariseísmo en estado puro.

Si bien el documento no tiene la firma de Marcelo Melani –quien como
obispo encabeza la diócesis neuquina–, el escrito cuenta con el
respaldo de la institución. “A pesar de que trascendió públicamente
ayer, el mismo fue distribuido hace un mes, desde los primeros días de
agosto, en todas las parroquias de nuestra diócesis”
, confirmó a
Página/12 Capitanio, quien agregó que “este documento fue consensuado
con todos los sacerdotes de nuestra iglesia y con el propio obispo
Melani. Porque es importante que ante un hecho tan dolorosamente
trascendente como el juicio a un miembro de la Iglesia
(Cristian von
Wernich) y su conducta en esos años terribles, no podemos dejarlo pasar
sin reflexionar y debatir con nuestra gente sobre todo lo que realmente
pasó”.

Comentario Druídico: ¿Alguien indagará la conducta de
Capitanio y sus camaradas subversivos, falsos pastores, lobos
disfrazados? ¿Alguien les recriminará la pervesión de la Fe de sus
feligreses, el haberlos arrastrado a la locura terrorista en nombre de
Cristo?

Capitanio confirmó a este diario que hoy viajará a La Plata para
testificar el lunes ante el tribunal bonaerense que está enjuiciando a
su par eclesiástico, el ex capellán de la policía Cristian von Wernich,
quien fuera compañero suyo en el seminario de La Plata
donde estudiaron
para ser sacerdotes.

Comentario Druídico: Judas, además.

“Yo he cuestionado y sigo cuestionando el papel de la Iglesia
institución, sobre todo en la jerarquía, porque no estuvimos a la
altura de los acontecimientos, es decir, del lado de los crucificados”,
siguió diciendo Capitanio, quien no dejó de expresar que “el caso Von
Wernich es especial y más que simbólico. Porque Von Wernich se pone del
lado de los crucificadores y, en ese sentido, comete una blasfemia
diciendo quelo hacía en nombre de Dios. No sé de qué Dios hablaba, ya
que no existe ningún Dios que sea partidario de la muerte”.

Comentario Druídico: más allá de la insufrible cháchara
modernista, acaso ellos no instigaban a levantarse en armas, a producir
actos violentos, a colocar bombas, a secuestrar, a asesinar en nombre
de una fantasiosa "justicia popular"? ¿De qué Dios habla Capitanio? Si
al menos tuviera la decendia de reconocer lo que hizo… podríamos
respetarlo un poco.

En el mismo documento autocrítico de la Iglesia neuquina se recuerda
“la actitud de compromiso en esa hora negra de la patria” de obispos
como Jaime Francisco de Nevares –quien fundó y por más de 30 años marcó
a fuego desde su conducción al obispado de Neuquén– y al emérito de
Viedma Miguel Esteban Hesayne. También se rescatan las figuras y el
comportamiento en esos años del obispo de Quilmes Jorge Novak y de
quien encabezó la diócesis de La Rioja Enrique Angelelli, asesinado el
4 de agosto de 1976, cuando se disponía a denunciar públicamente a los
autores materiales de dos de sus curas en Chamical: el padre Gabriel
Longueville y Fray Carlos de Dios Murias.

Comentario Druídico: Pérfidos y mentirosos hasta el fin.
Angelelli murió en un accidente. Muchos querrían matarlo, sin duda,
pero murió en un accidente. Usar esta falsedad como bandera los pinta
de cuerpo entero, así como la errata del final del artículo pinta al
progresismo tercermundista, autor ideológico de la muerte de miles de
jóvenes argentinos. Dice que Angelelli murió "cuando se disponía a denunciar públicamente a los
autores materiales de dos de sus curas en Chamical…"
¿Qué culpa tendrán sus madres…?

Fuente: Pagina/12

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *