Panorama Católico

Un Nuevo Evangelio para el Próximo Obispo Castrense

La insólita propuesta del blasfemo Ferrari ha tenido repercusión pública y cierto visto bueno por parte del gobierno nacional. Ya no bastaría con castigar al Obispo Castrense por el uso de las citas evangélicas políticamente incorrectas, sino que sería necesario hacer una versión depurada de las Sagradas Escrituras, en la que no figuren los textos molestos o irritantes. En esto se estaría trabajando, según parece. Y probablemente los estudios preliminares del polifacético Ferrari serían la base de esta monumental depuración de la Biblia. ¡Dios nos ampare!

Escribe Renzo Imbroglio

La reunión se empezó a poner animada. Con motivo de coordinar posiciones frente a la anunciada reunión con funcionarios de la Secretaría de Culto para reformar la ley del Registro de Cultos, se encontraron varios ex funcionarios y algunos periodistas amigos.

– ¡Qué escándalo lo de Baseotto! dijo uno

– ¡Hemos vuelto a los tiempos de Tortólo y Bonamín! espetó otro.

– ¿Cómo se le ocurre hacer esa cita? agregó un tercero

Un periodista avanzó. -Espero que lo saquen rápido y designen a un “progresista moderado”…

De pronto apareció un funcionario gubernamental con las últimas noticias y, tras apurar un café, hizo una extraña propuesta.

-Muchachos, esto ya pasó. Tenemos que pensar en positivo y para adelante. Aquí lo importante es aprender la lección y que esto no vuelva a pasar. Recién acabo de hablar con alguien muy importante y me hizo una sugerencia interesante. Me dijo, Baseotto estuvo mal al utilizar la cita, pero el problema de fondo, es que la cita está en los Evangelios que se leen todos los domingos en las parroquias.

Un ex funcionario de Culto dijo: -Eso es porque todavía no le han encargado a Mons. Rivas una nueva versión ¿no vieron lo que le publicó Página 12?

A eso me refiero. Acabo de conseguir un subsidio para que formemos un grupo de trabajo que elabore una nueva versión de toda la Biblia “políticamente correcta”. La idea es que la misma sea preceptiva, por lo menos, para el próximo Obispo Castrense, en su carácter de funcionario público. Así nos aseguramos que la cosa no se vuelva a repetir. La podremos denominar “Sagradas Escrituras. Versión democrática, pluralista, moderna y políticamente correcta. Revisada y concordada con la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y con el nihil obstat del Instituto Nacional de Lucha contra Discriminación“.

– ¿Alguien tiene el teléfono de Mons. Rivas? Creo que él es la persona indicada para asesorarnos. Por lo pronto habría que excluir el pasaje que citó Baseotto. Pero debemos seguir buscando otros para no tener más sorpresas. Con lo que cuesta remover un Obispo, no es cuestión de correr más riesgos.

Panorama ha decidido promover un concurso entre sus lectores, cuyo premio será… seguir leyendo Panorama.

Envíenos los pasajes que serán suprimidos de la Biblia que recibirá el próximo Obispo Castrense de manos del Secretario de Culto y cuyo uso será preceptivo en las FFAA y de Seguridad. ¡Envíenos los textos que ya no podrán ser citados!

¡Gracias Ferrari!

Querido lector, los hechos referidos en este comentario ocurrieron la semana pasada, por culpa de algún duende de la redacción, la nota no se publicó. ¡Sin embargo alguien se nos apropió de la idea y ya no podremos reclamar los derechos de autor! El concurso queda suspendido no sea cosa que nos haga un juicio por plagio y el juez nos condene a ver su próxima muestra blasfema. Esta semana en Página/12, sale un artículo del inefable León Ferrari, que nos demuestra contundentemente que, en este tema como en otros es un verdadero precursor y pionero. Hasta el futuro cargo de Mons Rivas parece estar en peligro. Si bien Ferrari difícilmente conozca la “fuente Q” y seguramente no pueda distinguir lo que pertenece a la “comunidad primitiva” o al “amanuense” en los textos, parece que tiene más claro lo que se busca. Allí el blasfemo y conocido “artista” (sic) nos muestra que el trabajo ya lo tenía bastante adelantado, y las declaraciones de Mons. Baseotto, sólo le sirvieron para desempolvarlo. El blasfemo nos cuenta como tiempo atrás había emprendido una verdadera “cruzada” (pero en sentido invertido claro) para lograr el objetivo que ahora parece que tendrá financiación oficial. Creo que relamente hay que agradecerle la nota. Pese al odio anticatólico que exuda, tiene una gran virtud: poner las cosas blanco sobre negro. Lo que molesta no es sólo la “aplicación” que hizo Mons Baseotto, es la misma existencia del pasaje. Solo que mientras algunos clérigos se conforman conque la misma no se use, Ferrari, más coherente, pretende lisa y llanamente eliminarla. Al parecer, alguien de la Secretaría de Culto ya está con la misión de lograr un encuentro entre Ferrrari y Mons Rivas. Los dos exégetas aprobados por Página 12. Claro que seguramente el primero todavía no podrá dar clases en el Seminario de Devoto… al menos por ahora. Según la última noticia, la versión preceptiva de la Biblia del próximo Obispo Castrense por ahora se denomina así: “Sagradas Escrituras. Versión democrática, pluralista, moderna y políticamente correcta. Revisada y concordada con la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y con el nihil obstat del Instituto Nacional de Lucha contra Discriminación, y las debidas licencias de León Ferrari“.

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube