Panorama Católico

Un Santo no dice Insensateses

Esto de venerar las obras del hombre ya tiene sus años. Inclusive, en un estilo altisonante digno de mejores causas. 

 

Comenzamos transcribiendo unas no desconocidas declaraciones con motivo de los alunizajes:

  1. “Honor al hombre, honor al pensamiento, honor a la ciencia”
  2. “Honor a la técnica, honor al trabajo”
  3. “Honor a la síntesis de la actividad científica y del sentido de la organización del hombre que sabe dar a su espíritu y a su habilidad manual, instrumentos de conquista”
  4. “Honor al hombre rey de la tierra y hoy príncipe del cielo”
  5. “Honor al ser viviente que somos y que dominando las cosas, obedece la orden bíblica: creced y dominad”

Estas tonterías no condicen con la clarividencia intelectual que se supone debió tener el que las dijo.

Analicémoslas un poco. “Honor al PENSAMIENTO”. ¿A qué pensamiento? ¿Acaso a la idea insensata de dilapidar millones de dólares para ir a un lugar inhabitable, sin oxígeno y sin agua?

“Honor a la CIENCIA” ¿A qué ciencia? ¿A la que le posibilita construir hoy, armas de destrucción masiva, como lo son las bombas atómicas?

“Honor a la habilidad manual que sabe dar instrumentos de CONQUISTA”

¿De qué conquista se está hablando: será acaso la de ir a la luna para traer unos cascotes?

“Honor al hombre rey de la tierra y hoy PRINCIPE DEL CIELO”

Si tenemos en cuenta la magnitud de las distancias siderales, ir a la luna es como recorrer el tramo de un MILLONESIMO DE MILIMETRO. Y esta “hazaña” ¿habrá hecho al hombre moderno “príncipe del cielo”?

“Honor al que dominando las cosas, OBEDECE A LA ORDEN BIBLICA”

Por lo pronto, con los viajes a la luna, de los cuales nadie se acuerda, no hemos dominado absolutamente nada y no se obedece la orden bíblica, realizando empresas carentes de sentido.

“Honor al HOMBRE” ¿A qué hombre? ¿Al imbécil de Gagarin que como discípulo de Marx y Engels dijo que en su trayecto no había encontrado a Dios?

El lector mínimamente informado pensara que las susodichas declaraciones las habrá hecho el Presidente de los EEUU o el tirano soviético o el Director de alguno de los MASONICOS Organismos Internacionales. Es evidente que cualquiera pudo ser de los que acabamos de mencionar, pero lo grave y muy de lamentar es que las profirió el extraño Papa Montini, en el Angelus del 7/II/971.
Como se sabe, decir insensateces es pecado del que se cuida muy bien de cometer, el hombre SANTO.

Tampoco pudo serlo, quien tuvo la osadía de alabar al ateo hombre soviético. Todo esto, basta y sobra para descalificarlo como candidato a ser beatificado, como proyecta el Vaticano Modernista

Para “Panorama Católico” digital
Agosto de 2013

P/C. Los textos comentados son de un interesante artículo “DATOS PARA LA BEATIFICACION DE PAULO VI” de Rafael Gambra de “Tradición Católica” Nº 241, de 2013.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *