Panorama Católico

Una Definición de Cura Profesional

Alguien que se define como “cura profesional” es consultado sobre la misa nueva. Responde lo siguiente: 

Alguien que se define como “cura profesional” es consultado sobre la misa nueva. Responde lo siguiente: 

 

“Algunos comentaristas me han venido haciendo, sea en comentarios, sea en correos,tres preguntas en los últimos días sobre la llamada “misa tradicional” a las que quiero respoder ahora.

¿Qué piensa de la misa tradicional?

Pues que “misa tradicional” se compone de un sustantivo: misa, y de un adjetivo: tradicional. Y que mal estaríamos si diésemos más importancia a lo segundo que a lo primero.

La misa es la celebración del sacrificio incruento de Cristo, celebración de la muerte y resurrección del Señor, que se entrega por nosotros. Es la Iglesia quien ha recibido este tesoro de Cristo y de los apóstoles y es la encargada de custodiarlo. Por eso es la misma Iglesia quien marca la liturgia y regula su celebración.

Desde el año 1570 se vino celebrando ininterrumpidamente en latín con el misal de san Pío V hasta la publicación de misal de Pablo VI en 1970. Pues muy bien. Después se autorizó celebrar en distintas lenguas. Pues perfecto. Más tarde se aumentaron las plegarias eucarísticas autorizadas, fantástico.

Hoy se puede celebrar con el misal de Pablo VI, con el de san Pío V, y en otros ritos como pueden ser el mozárabe, el sirio-malabar, el ambrosiano, bizantino o melkita, siempre que se cumplan unas determinadas condiciones que marca la Iglesia.

Lo importante es celebrar la eucaristía tal y como nos lo pide la Iglesia. El rito autorizado por el cual se haga no deja de ser una cuestión menor. Es el adjetivo.

¿Es mejor la misa tradicional? ¿Da mejores frutos?

Toda misa celebrada según lo que pide la Iglesia es igual de buena y santa. En cuanto a los frutos que produce hay que recordar que dependen de dos cosas: del mismo sacramento y de las disposiciones de quien lo recibe. En lo que se refiere al sacramento, todas las misas son lo mismo: el sacrificio incruento de Cristo por nosotros y todas producen los mismos frutosOtra cosa es con la disposición que vaya cada cual a la celebración, o que unos determinados ritos nos parezca que facilitan mejor la buena disposición de los fieles. Santos hay que se santificaron con la misa de san Pío V, y santos que celebraron prácticamente toda su vida con el misal de Pablo VI, por ejemplo el beato Juan Pablo II.

¿Usted celebra, o celebraría con el misal de San Pío V?

Del misal de San Pío V recuerdo mis años de monaguillo, pero yo sólo he celebrado con el misal de Pablo VI. No tendría problema alguno en celebrar con el misal de San Pío V o por el rito mozárabe si fuera necesario.”

 

Fuente: Infocatólica

Comentario Druídico: Está todo muy bien, pero… Pero las realidades son otras. La gente que asiste a la misa nueva va perdiendo la Fe, en diverso grado a lo largo del tiempo o de un modo drástico. Pero va perdiendo la Fe. Son excepción, si lo comparamos con la masa de católicos, los que mantienen incólumes los dogmas, no solo en la teoría sino en la defensa sentida y vital de esa Fe a la que todo católico está obligado. Y los que no reniegan de la Fe se sienten ajenos al ambiente de la misa nueva, incómodos, extranjeros. 

La misa nueva es extraña al alma del catolicismo. Y en consecuencia, va desalmando todo lo católico.

Por decirlo de otro modo, todo lo que toca lo pudre.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube