Panorama Católico

Volumen XII

Los Enemigos de Mons. Baseotto

Los Enemigos de Mons. Baseotto

Comentario Druídico Preliminar:
Este druida se ha tomado unas breves vacaciones druídicas que, como las comidas de los hobbits, necesariamente son varias al día (en este caso, al año). Pues como dice Santo Tomás,
más propio de la fortaleza es resistir que acometer y en esta materia la experiencia indica que cuando el cuerpo pide pista es hora de aterrizar. Tras lo cual, y volviendo a la dura tarea de cocinar noticias vamos a presentar a nuestros amigos, en este volumen XII, un dossier sobre los enemigos de Mons. Baseotto. Es un trabajo muy simple pero jugoso si se lo lee con atención. Si hubiese que definirlo en unas pocas palabras diríamos, "dime quien te persigue y te diré quién eres". Prosit.

LA DAIA TAMBIEN PIDIO AL VATICANO LA REMOCION DE BASEOTTO

"Es una persona altamente racista"

Los representantes de la comunidad judía reclamaron ante el nuncio a raíz de los dichos del obispo revelados por Página/12.

El obispo castrense sumó en su contra a la representación política de la comunidad judía.

Por Mariana Carbajal

"Sus declaraciones marcan que se trata de una persona altamente discriminatoria y racista. Para la DAIA resulta intolerable que continúe siendo asesor espiritual de las Fuerzas Armadas", señaló a Página/12 Jorge Kirszenbaum, al explicar los motivos que llevaron a la entidad judía a reclamar al Vaticano la remoción del obispo castrense, monseñor Antonio Baseotto, por sus expresiones antisemitas vertidas en un micro televisivo casi dos décadas atrás y reveladas por este diario. La DAIA se sumó así al pedido que hizo el presidente Néstor Kirchner a la Santa Sede para que Baseotto deje su cargo, luego de su carta al ministro de Salud en la que consideró que Ginés González García merecería que "le cuelguen una piedra de molino al cuello y lo tiren al mar" por su política de distribución de preservativos.

"En otras oportunidades hemos actuado ante la Justicia contra sacerdotes católicos por sus expresiones antisemitas, pero no recuerdo que antes se haya pedido al Vaticano la remoción de un obispo", destacó Kirszenbaum, presidente de la DAIA, al evaluar la importancia de lo decidido por la representación política de la comunidad judía en el país. El reclamo quedó plasmado en una carta enviada el jueves al nuncio apostólico, monseñor Adriano Bernardini, con las firmas de Kirszenbaum y de Julio Toker, secretario general de la DAIA, donde se hace referencia a las declaraciones "profundamente antisemitas" formuladas en 1986 por Baseotto a través de Canal 7 de Santiago del Estero. Aquel sermón televisivo fue dado a conocer en exclusiva por Página/12 en su edición del domingo último.

Entre otros conceptos, Baseotto dijo en aquel momento que la mayoría de la comunidad hebrea en el país "se dedica con mucha habilidad y muchísimas veces con muy pocos principios morales a grandes negocios". Para completar su idea, el religioso, que por entonces era sacerdote, afirmó: "Es que están enceguecidos por el tener, no por ser hebreos (…) no les importa con qué medio se enriquecen. Y si la pornografía es buen negocio, (el hebreo) vende pornografía. Y si la droga es un buen negocio, vende droga, y si para ganar más conviene chantajear, va a chantajear. Y si para ganar más tiene que hundir a la competencia por cualquier medio, lo va a hacer".

En su carta al nuncio apostólico, la DAIA le informó que ha "ratificado con las autoridades de la comunidad judía de Santiago del Estero" la veracidad de lo publicado por este diario. Y agrega: "La nefasta concepción ideológica que da sustento a tales dichos no sólo repugna a la comunidad judía y a todos los hombres y mujeres de bien, sino fundamentalmente a la propia Iglesia Católica que, a través de sus documentos y expresiones del papa Juan Pablo II, ha condenado explícitamente las manifestaciones de antisemitismo de cualquier tiempo y lugar, sea quien fuera quien las haya pronunciado", señala el documento. La DAIA hizo hincapié, además, en otras expresiones más recientes del obispo castrense: las que le valieron una denuncia ante el Inadi por referirse en "términos prejuiciosos y discriminatorios respecto de la comunidad musulmana", que se suman "a la violencia verbal expresada respecto del ministro de Salud", señaló la entidad judía. "Estas circunstancias confirman que se trata de un individuo intolerante, lo cual es absolutamente incompatible con el carácter pastoral de su misión", evaluó la DAIA, al reclamar la remoción. "Por todo lo expuesto" concluye la carta al nuncio apostólico, "esta institución confía en que las autoridades vaticanas lo removerán del cargo que desempeña en nuestro país, ratificando así la firme postura de diálogo y respeto interreligioso que la Iglesia lleva adelante, y que nuestra comunidad aprecia y valora."

El pedido en el mismo sentido que hizo semanas atrás al Vaticano el gobierno argentino todavía no obtuvo respuesta. En Cancillería no se sorprenden: "Los tiempos del Vaticano son largos, no esperamos una contestación inmediata", confió ayer una fuente de la Secretaría de Culto. Como obispo castrense, Baseotto tiene rango de subsecretario de Estado y cobra un sueldo pagado por la Presidencia de 5000 pesos.

Baseotto llegó a la vicaría castrense en noviembre de 2002, después de dirigir durante diez años la diócesis de Añatuya, la más pobre de Santiago del Estero. Sus expresiones antisemitas de 1986 las dijo en el micro Reflexiones espirituales, que se emitía todos los domingos a las 22.30 con una duración de cinco minutos. En ese momento, la Sociedad Israelita de Socorros Mutuos, de Santiago, elevó una queja al Canal 7 de la capital provincial, y también a la Conferencia Episcopal Argentina, que no hizo más que apenarse por las palabras de Baseotto e informar que comunicaría el episodio a los superiores del sacerdote. Como castigo, el religioso fue sacado del aire y trasladado a la ciudad de Santiago por algunos meses. Poco después reaparecería en Añatuya, donde cinco años más tarde sería premiado por el Vaticano con el nombramiento al frente del obispado.

http://www.pagina12web.com.ar/diario/sociedad/3-48355-2005-03-12.html

Comentario Druídico:
Es muy interesante interpretar esta nota, cuyos datos fueron seguramente exhumados por algún plumífero del "Perro" Verbitsky, mandamás de Página/12 y ex jefe de inteligencia del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo),
organizacion de caridad que secuestraba y asesinaba. En aquellos años los muchachos del ERP, cuando secuestraban a un judío para sacarle plata utilizaban la expresión "vamos a hacer un chancho". Tome nota, Sr. Kirszenbaum, porque debería pedir al Presidente Kirchner la inmediata remoción del Sr. Verbitstky como asesor presidencial, aunque esto pasó hace más de 20 años, lo mismo que las declaraciones de Mons. Baseotto. Y si no hay olvido ni perdón para uno, no debe haberlo tampoco para el otro. Por su profundo antisemitismo.
Pero ¿cómo puede ser antisemita un judío? preguntarán algunos ingenuos. Bueno, los hay y más de lo que parece. Internas, –
sionistas y no sionistas, asquenasim y sefardim, liberales y ortodoxos– en fin, esas cosas que pasan en toda familia.
A las pruebas me remito y tomadas de la misma fuente. Cuando el penoso episodio del sujeto blasfemo Ferrari, la DAIA apoyó -merced a los buenos contactos del Card. Primado- la posición de la Iglesia en contra de la exposición. Allí, Pagina/12, en un artículo firmado por por
León Rozitchner (Ver volumen VII de esta Cocina) el columnista se expresaba respecto al Sr. Kirszenbaum y a la dirigencia de la DAIA, que ahora Página/12 sustenta porque pide la deposición de Mons. Baseotto:

Pero ustedes, herederos de un judaísmo trágico y administradores de una comunidad judía, ¿cómo han hecho para enmudecer esa certidumbre irrefutable y venir en apoyo de una Iglesia culpable que "para no ir más lejos" solicitó entre nosotros mismos "la depuración por la sangre" que produjo 30.000 desaparecidos, muchos de ellos judíos argentinos? En nombre de un futuro ilusorio niegan la terrible realidad del pasado y del presente. Ustedes, descendientes de esclavos liberados de Egipto, como argentinos y latinoamericanos llevan también la herencia, aunque se desentiendan de ella, de las luchas de los pueblos americanos que fueron aniquilados, destruidos sus dioses, sus culturas y sus obras, ya que forman parte de esta tierra en la que nacieron y viven como judíos argentinos. Esta tierra que pisamos es también polvo enamorado de tantas vidas humilladas y muertas. Lo que León Ferrari denuncia no son "prejuicios" contra los judíos: son juicios eclesiásticos, extensos silogismos teológicos que atraviesan toda su dogmática y dejaron durante siglos y siglos una inabarcable estela de perseguidos y de muertos. Con tantos judíos que lo ocultan es bueno que nos lo haya recordado

.

Bien, ¿a qué opinión debemos dar crédito, Sr. Verbitsky, señores de Página/12? A la de los "herederos de un judaísmo trágico y administradores de una comunidad judía, que han hecho enmudecer esa certidumbre irrefutable y venir en apoyo de una Iglesia culpable que "para no ir más lejos" solicitó entre nosotros mismos "la depuración por la sangre" que produjo 30.000 desaparecidos, muchos de ellos judíos argentinos"? ¿O la de del artículo de arriba? ¿Por qué hemos de darle valor moral a los jucios de la DAIA si según Uds. son complices de la Iglesia y de la dictadura militar…? En fin, no vemos coherencia. Pónganse de acuerdo, si vous plais.

14-03-05

LAS MEDITADAS OPINIONES ANTISEMITAS DEL OBISPO CASTRENSE ANTONIO BASEOTTO

"Si la pornografía es negocio, el hebreo vende pornografía. Y si la droga es negocio, vende droga"

Por Mariana Carbajal

El obispo castrense Antonio Baseotto no sólo sugirió que el ministro de Salud merecería ser arrojado al mar por repartir preservativos y se refirió en términos discriminatorios hacia los musulmanes. También atacó a los judíos. Dijo que la mayoría de la comunidad hebrea en el país "se dedica con mucha habilitad y muchísimas veces con muy pocos principios morales a grandes negocios". Para completar su idea, Baseotto afirmó: "No le importa con qué medio se enriquece. Y si la pornografía es buen negocio, vende pornografía. Y si la droga es un buen negocio, vende droga, y si para ganar más conviene chantajear, va a chantajear. Y si para ganar más tiene que hundir la competencia por cualquier medio, lo va a hacer". El religioso también cuestionó que "los medios para fomentar la cultura estén en manos de los hebreos", a quienes acusó de "desintegrar las bases" de la civilización y la cultura nacional. Estas expresiones -a las que tuvo acceso exclusivo Página/12- fueron parte de un mensaje televisivo que dio Baseotto en 1986 a través del Canal 7 de Santiago del Estero. A casi veinte años de aquel episodio, sus recientes expresiones no han hecho más que confirmar que se ha mantenido en la misma senda reaccionaria y racista de siempre.

En aquel momento, Baseotto era un campechano cura cincuentón que se había hecho conocido entre los santiagueños a partir de sus dominicales apariciones al cierre de la programación del Canal 7 de la capital provincial, propiedad del poderoso empresario Néstor Ick, de aceitadas relaciones con el régimen de los Juárez. Su micro "Reflexiones espirituales" se ponía al aire a las 22.30. Su polémico sermón -que revela este diario- se emitió el 27 de julio de 1986. Fueron cinco minutos en los que dejó al descubierto su antisemitismo visceral.

En el comienzo, Baseotto hizo referencia a otras expresiones suyas vertidas en televisión que ya le habían costado acusaciones de discriminación al pueblo judío. "Todo fue aclarado debidamente y no pasó nada. Hoy me imagino que lo que voy a decir puede suscitar polémica, pero es necesario aclarar las cosas", se atajó. Y se largó con una confusa disquisición sobre la definición de judío, hebreo y semita. "Evidentemente -siguió-, existe un problema con la comunidad hebrea que no existe con la comunidad japonesa, inglesa ni árabe ni italiana. Son distintos. Y me refiero a la colectividad, no a las personas. En mi infancia -enfatizó- hice toda la primaria teniendo de compañero de banco a Benjamín Crivolk…"

Luego de establecer, como tantos, que tuvo amigos judíos, el entonces cura agrega que el cristiano tiene que hacer un "planteo teórico" ante este problema: "El pueblo hebreo como tal ha rechazado a Jesús de Nazareth, juzgándolo como mesías falso. Al rechazarlo a él, en buena lógica, no puede admitir su obra y tratará de destruirla". Pero, explica Baseotto, pocos lo hacen porque para eso hace falta que "el hebreo practique su religión hasta sus últimas consecuencias".

"Pero la mayoría de la comunidad hebrea no practica su religión como la mayoría de la comunidad cristiana", aclara el cura. "Se dedica con mucha habilidad, y muchísimas veces con muy pocos principios morales, a grandes negocios. Son quienes mueven más capital en el mundo. Es que están enceguecidos por el tener, no por ser hebreos (…), no le importa con qué medio se enriquecen. Y si la pornografía es buen negocio, (el hebreo) vende pornografía. Y si la droga es un buen negocio, vende droga, y si para ganar más conviene chantajear, va a chantajear. Y si para ganar más tiene que hundir la competencia por cualquier medio lo va a hacer", enumeró el entonces cura mediático. En su sermón televisivo, Baseotto concluyó con las siguientes frases: "… no podemos tolerar que (en) nuestra civilización occidental y cristiana los medios para fomentar la cultura estén en manos de los hebreos, la educación del país esté dirigida por hebreos y, en lógica, es transformar una civilización occidental y cristiana en oriental y hebrea. No es honesto ni cristiano ir contra una comunidad, pero no es de gente lúcida y coherente el permitir que se desintegren las bases de su civilización y su cultura, orientándola hacia una ideología que no corresponde a su ser nacional".

Muy cerca del nazismo

En aquel momento las autoridades de la Sociedad Israelita de Socorros Mutuos de Santiago reaccionaron con gran indignación. En una declaración enviada a los medios locales señalaron su "profundo desagrado" por las afirmaciones del religioso: lo acusaron de usar "inconsistentes argumentos" que "alguna vez se utilizaron en la Alemania nazi", de sostener "posiciones cercanas al odio" hacia la comunidad judía y de apelar a un estilo "totalitario y discriminador". También advirtieron que sus palabras avanzaban sobre "derechos y garantías" establecidos en la Constitución nacional y de la provincia de Santiago del Estero. La carta de repudio llevaba las firmas de los entonces presidente y secretario de la entidad judía, Marcos Spector y Juan Bumaguin, respectivamente. "Los conceptos (de Baseotto) no sólo constituyeron un agravio en contra de una colectividad pacífica, impropio de quien tiene por misión impartir el amor y la solidaridad entre los seres humanos, sino que comprometen seriamente la palabra misma de Su Santidad Juan Pablo Segundo, rectora del pensamiento católico, cuando señala que la Iglesia ‘deplora el encono, las persecuciones y las manifestaciones de antisemitismo dirigidas hacia los judíos en cualquier época y por cualquier persona’", señalaron en la declaración, publicada en parte el 17 de agosto de 1986 en el diario El Liberal de Santiago.

La Sociedad Israelita denunció el hecho "a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la provincia, medios de comunicación locales y nacionales, Ministerio del Interior, Obispado de Añatuya y al Episcopado Nacional", según surge de aquella declaración pública.

En otra carta, la entidad se quejó por las apreciaciones públicas del religioso ante el empresario Ick, presidente del directorio del Canal 7.

La Conferencia Episcopal Argentina le contestó a través de su secretario general de entonces, monseñor Carlos Galán, quien no hizo más que apenarse por las palabras de Baseotto. Al menos fue algo. Por estos días, la actual conducción de la CEA prefirió el silencio ante las recientes expresiones de Baseotto contra el ministro de Salud, Ginés González García, en las que dijo que merecía que "le cuelguen una piedra de molino y lo arrojen al mar", por repartir preservativos y por su posición en favor de la despenalización del aborto.

"Lamento profundamente que Uds. hayan tenido el ingrato episodio que mencionan", le escribió Galán a Spector el 9 de octubre de 1986.

"Quizás -le detalló- deba aclararles que la Conferencia Episcopal no tiene jurisdicción directa en casos como el citado, por lo que he enviado copia de su presentación a los superiores del sacerdote en cuestión."

Spector, ex presidente de la Sociedad Israelita de Socorros Mutuos, ya falleció. Página/12 ubicó a quien en 1986 era el secretario de la entidad judía. A los 82 años, Bumaguin recordó con claridad el incidente con Baseotto. "Nunca pidió disculpas. Para aliviar las cosas dejó de salir en la televisión y sus superiores lo trasladaron de la ciudad de Santiago por unos tres meses, pero después reapareció en Añatuya", precisó.

-¿No tuvo otra repercusión el caso? -le preguntó este diario. -No, ninguna, ni a nivel provincial, donde estaban los Juárez, ni a nivel nacional -contestó Bumaguin.

Cinco años después, Baseotto recibía el nombramiento del Vaticano como obispo de Añatuya y una década más tarde la Santa Sede lo designaba como la máxima autoridad de la Iglesia Católica para asistir espiritualmente a las Fuerzas Armadas. Con sus homilías y apreciaciones públicas -sobre las cuales este diario se ocupó en los últimos días- podría editarse el manual del cura reaccionario y discriminador. Hace casi veinte años Baseotto escribía sus primeras páginas.

http://www.pagina12web.com.ar/diario/elpais/1-48105-2005-03-06.html

Comentario Druídico:
Estas expresiones de Mons. Baseotto, dichas en 1986, bien pudieron ser un error desafortunado. Es llamativo que casi 20 años más tarde se las publicite. Se ve que no hay mucho que imputarle… Respecto a lo que no es doctrina, a sus opiniones sociológicas, pueden ser discutibles. Yo como druida opino que la comunidad china es mucho más… bueno, mejor no opino nada. ¿Quién me manda a meterme con los chinos?

14-03-05

EL OBISPO DE QUILMES CON BASEOTTO

Una ayudita de los amigos

Sin apelar a ningún versículo, el obispo de Quilmes, Luis Stockler, reclamó la renuncia del ministro de Salud, Ginés González García, estrechando filas con el polémico obispo castrense Antonio Baseotto y los antiabortistas. Nada interpretó Stockler sobre los Evangelios. Simplemente, atacó por el lado del reclamo eclesiástico más caro: "Si el ministro de Salud no representa la opinión del Gobierno en una materia de tanta gravedad como es la vida, garantizada por la misma Constitución de la Nación, sería congruente que ponga su cargo a disposición, o que el Presidente se lo requiera"

.

El prelado señaló la "incoherencia del Gobierno con respecto a la defensa de la vida" hablando desde la Constitución, a diferencia de su colega de los militares, que había arengado desde la interpretación de la Biblia. "Reclamar la despenalización del aborto, con el argumento de la presunta cifra alta de abortos que se cometen, delata la verdadera intención de esta propuesta: legalizar el aborto y autorizar a los médicos a matar", advirtió Stockler en un comunicado. El quilmeño, citando supuestas "estadísticas oficiales", contabilizó que la campaña de salud reproductiva, "promovida por el Banco Mundial y aplicada desde el Gobierno, ha producido en todos los órdenes el efecto contrario: crecimiento del embarazo adolescente, incremento exponencial de abortos, aumento de mortalidad materna". Además, consideró que "el reparto alevoso de preservativos, sin consultar a los padres de familia, en vez de proteger la vida, promueve la promiscuidad sexual y destruye la verdadera educación para el amor y para la vida matrimonial", subrayó el prelado.

"Como pastores sabemos de las consecuencias desastrosas en el alma de las madres" que abortaron, dijo, y opinó que "los gobernantes que lo propician son responsables de estas situaciones dolorosas". Stockler destacó que "nuestra fe nos enseña que los seres humanos no desaparecen, aunque les quiten la vida".

http://www.pagina12web.com.ar/diario/sociedad/3-47908-2005-03-01.html

Comentario Druídico:
Lo que más fastidia a Verbitsky y CIA es que estos dichos no sean de -digamos por caso- Mons. Aguer. En tal caso hubiesen despachado su artillería ideológica. No, esto lo dice Mons. Stoeckler, sucesor de Novak en una de las diócesis mas progresistas del país e interlocutor oficial del episcopado para las relaciones con las Comunidades Eclesiales de Base. ¡Se le quemaron los papeles a los muchachos de Página/12. Todavía se preguntan ¿pero cómo, éste no era "progre"? ¡Ojo con la Iglesia!

14-03-05

"Es un mentiroso escudado en la Iglesia", dijo el ministro de Salud

Se refirió así al obispo castrense, porque dijo que los preservativos no sirven para prevenir el sida. Baseotto recibió otro respaldo desde el Vaticano por parte de un amigo de Caselli.

El obispo Antonio Baseotto dijo ayer que la prensa sacó de contexto sus declaraciones.

Por Mariana Carbajal

La polémica en torno del obispo castrense sigue creciendo. Ayer, el ministro de Salud, Ginés González García, calificó a monseñor Antonio Baseotto como "un mentiroso escudado en la Iglesia", por afirmar que "el preservativo no sirve y que el virus (del sida) pasa por el látex". En un intento por bajar el tono al tema, el obispo alegó que había sido sacada de contexto su escandalosa expresión en la cual afirmó que el ministro merecía que "lo tiren al mar" por repartir condones y por estar a favor de la despenalización del aborto. Sin embargo, la lectura de la carta a González García -publicada en forma completa en la edición de ayer de Página/12- no deja dudas sobre sus intenciones. Además, no era la primera vez que usaba esa frase: siendo obispo de Añatuya, en Santiago del Estero, la incluyó en el discurso inaugural de una "campaña por la sobriedad". En ese caso -según pudo constatar este diario- consideró que los que expenden bebidas alcohólicas a los adolescentes "merecen que les cuelguen una piedra de molino al cuello y los tiren de cabeza (sic) al mar". En este contexto, Baseotto recibió ayer otro respaldo desde el Vaticano.

El apoyo de la Santa Sede llegó un día después de que el gobierno argentino formalizara ante al nuncio apostólico, Adriano Bernardini, el pedido para que el Papa cambie al obispo castrense. El espaldarazo provino de un argentino, el canciller de la Academia Pontificia para las Ciencias y las Ciencias Sociales, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, una de las autoridades más importantes a nivel científico del Vaticano. En un telegrama, Sánchez Sorondo le dice que la defensa de la posición en contra del aborto sostenida por Baseotto en su carta al ministro de Salud "fue fiel no sólo a tu deber de obispo sino también a tu fidelidad al Presidente como vicario castrense". La elección de incluir al jefe de Estado en la nota se debería a que Kirchner ya se pronunció en contra de la despenalización del aborto.

El gesto fue interpretado en el ámbito eclesiástico local como una iniciativa personal, lejos de ser un pronunciamiento institucional de la Santa Sede. "Es un estudioso, no alguien influyente", describió a Sánchez Sorondo una fuente de la curia. "Sería preocupante que el apoyo surgiera del cardenal (Angelo) Sodano o del arzobispo (Leonardo) Sandri", número dos y tres de la Santa Sede, evaluó un funcionario de la Cancillería.

El telegrama de Sánchez Sorondo se suma a otro respaldo que Baseotto recibió desde Roma en los últimos días, de parte del cardenal Renato Martino, presidente de la Pontificia Comisión Justicia y Paz, la pastoral social del Vaticano. Detrás de ambas iniciativas, en la Cancillería ven la mano de Esteban Caselli, ex secretario de Culto y ex embajador en la Santa Sede en tiempos del menemismo. Caselli es íntimo amigo de Baseotto, con muy buenas relaciones con Sánchez Sorondo y con Martino. De hecho, Martino viajó especialmente a la Argentina en marzo de 2004 para casar a uno de los hijos de Caselli. El ex funcionario menemista fue designado en noviembre de 2003 "gentilhombre de Su Santidad", título honorífico de mayor importancia que se otorga a los laicos en el Vaticano, y es también amigo del cardenal Sodano.

De todas formas, no se espera que la Santa Sede se expida a la brevedad sobre el futuro de Baseotto, más aún cuando la salud de Juan Pablo II está en jaque. La decisión debe tomarla la Congregación para los Obispos, una especie de ministerio del Vaticano encargado del nombramiento de los prelados. Mientras tanto, en el país se profundizó la polémica. González García acusó al obispo castrense de ser "un mentiroso escudado en la Iglesia". "Dijo que el preservativo no sirve y que el virus (del sida) pasa por el látex. Es una mentira calificada que no tiene el resguardo de la ciencia. Hace daño esta opinión, porque algunos creen y piensan que los preservativos no sirven", agregó el funcionario nacional. En un intento de bajarle el tono al tema, Baseotto salió a hacer declaraciones. En diálogo con una radio de Añatuya, donde fue obispo antes de asumir la vicaría castrense, dijo que "se ha inflado el tema, se ha desfigurado completamente sacando de contexto" sus expresiones hacia el ministro. "Lo que en el fondo se ve es una campaña en contra de la Iglesia", añadió. Pero una simple lectura de la carta enviada a González García no deja lugar a dudas que lo que reprodujo la prensa fue una cita textual de su misiva. No era la primera vez que apelaba a la alegoría bíblica que desató el escándalo. Página/12 ubicó un discurso del prelado del 28 de abril de 2000, cuando todavía dirigía la diócesis en Santiago del Estero, con motivo de la inauguración de una "campaña por la sobriedad". En ella se lanza contra el consumo de alcohol y de drogas de parte de los jóvenes. Y dice: "Quienes expenden bebidas alcohólicas a los adolescentes y más: proporcionan droga, son asesinos (…). Esos chicos y chicas que acuden a sus boliches y quioscos, no son clientes, son víctimas. Y ustedes, que los corrompen, merecen que les cuelguen una piedra de molino al cuello y los tiren de cabeza (sic) al mar".

http://www.pagina12web.com.ar/diario/sociedad/3-47792-2005-02-26.html

Comentario Druídico:
Nadie ignora de que el Embajador Caselli entra al despacho del Card. Sodano sin llamar a la puerta. Ni tampoco que de chico, "Cacho", como le dicen los amigos, jugaba a la pelota con Juan Antonio (Baseotto) y ha mantenido siempre esta amistad. Tampoco que Mons. Sánchez Sorondo es una persona muy influyente en el Vaticano, ni que el Cardenal Martino -presidente del Consejo Justicia y Paz -al que pertenece el embajador argentino ante la Santa Sede, Custer- haya dado un fuerte espaldarazo al Obispo Castrense y descolocado al presidente Kirchner. Si le quitamos la frase evangélica de la piedra de molino -repetida hasta el cansancio como si fuera un delito- nos preguntamos qué objeto tiene este artículo más que alentar la paranoia progresista de los lectores de Página/12 y de los obispos del Club de San Isidro.
Lo llamativo de este completo informe es la omisión de todo dato sobre las relaciones comerciales del ministor Ginés González García con el mercado farmacéutico. Es raro que al "Perro" se le haya escapado un tema tan jugoso ¿no?

14-03-05

De la boca de Baseotto

En declaraciones emitidas en los últimos días, monseñor Antonio Baseotto dijo que la prensa había sacado de contexto sus expresiones. Sin embargo, una nota de Horacio Verbitsky publicada el martes último por este diario recopila otras frases pronunciadas en la última década, cuando era obispo de Añatuya. Estas son algunas de ellas, lo que pone en evidencia cuál es su pensamiento:

– "Si no hay que olvidarse de Cabezas, tampoco hay que silenciar la muerte que provocan los abortos. No sabemos si Cabezas era inocente o no, pero sí nos consta que la criatura en gestación es inocente".

– "Nos hacemos cruces por las víctimas de los nazis: había segregación racial y se eliminaba a quien no era de raza aria. Y segregar al que no ha nacido, ¿no es un crimen abominable?

– "Ponemos el grito en el cielo por los desaparecidos en la represión. ¿Y quiénes defienden a los desaparecidos por el aborto? ¿No habrá madres que se paseen por la Plaza de Mayo con un pañuelo blanco en la cabeza por ellos?

– "Quienes expenden bebidas alcohólicas a los adolescentes merecen que les cuelguen una piedra de molino al cuello y los tiren al mar".

– "Europa, desdibujada en su identidad, que ha renunciado a sus raíces cristianas, el fenómeno musulmán produce un tembladeral y la lleva a una agonía inexorable, a un colapso como pueblo".

– "El pecado mayor de las FF.AA. y de Seguridad fue el de la soberbia: creerse dueños de vida y hacienda de otros ciudadanos. Con los años transcurridos han experimentado una saludable purificación. Y la han sufrido con una entereza ejemplar. Creo que son un modelo a tener muy en cuenta hoy para construir una nueva Argentina".

– "Pedimos hoy por los que fueron víctimas del terrorismo y de la subversión: militares y civiles, de uno u otro lado. Hubo idealistas y delincuentes. Se trató de una guerra. Y en una guerra es imposible evitar los excesos".

En esa misma nota, este diario reveló que quien acompaña a Baseotto como canciller y secretario general del Obispado Castrense es el padre Alberto Angel Zanchetta, quien en 1977 era capellán de la ESMA. Allí asistía espiritualmente a los miembros de los grupos de tareas que arrojaban prisioneros al mar en los vuelos de la muerte.

http://www.pagina12web.com.ar/diario/elpais/subnotas/48105-16326-2005-03-06.html

Comentario Druídico:
En las citas de Baseotto no encontramos nada reprobable. En todo caso, opinable. Sobre los famosos "vuelos de la muerte", más allá de las contradicciones de Scilingo… ¿que pruebas hay? Y si el P. Sanchetta era capellán de un instituto militar, ¿que crimen hay en ello?

14-03-05

OPINA EL RABINO DANIEL GOLDMAN

"Debe ser separado de su cargo"

Por M. C.

"Cualquier persona que está en la función sacerdotal y se mueve con esta calidad de prejuicios debe ser separada de su cargo", consideró el rabino Daniel Goldman, de la Comunidad Bet-El, después de conocer a través de Página/12 las expresiones antisemitas de monseñor Antonio Baseotto de 1986.

"Sus formulaciones, con argumentos pueriles, contienen argumentos absolutamente rechazables. No se trata ya del antisemitismo clásico, sino que apela a un antisemitismo más primitivo, que ni siquiera tiene sutileza intelectual y que está en consonancia con sus últimas declaraciones hacia el ministro de Salud y contra los musulmanes", evaluó Goldman en diálogo con este diario.>

"Es llamativo que no hayan tenido en su momento mayor repercusión…"

"Sería bueno que la prensa del interior cuando escucha estas cosas les dé mayor trascendencia. Estas expresiones pueden ir acompañadas de actitudes autoritarias. En aquel momento, hay que recordar, todavía se respiraba un tufillo militar. Lo acontecido en la última dictadura tuvo una fuerte impronta antisemita.

"Parece peligroso que quien está a cargo de la formación espiritual de las Fuerzas Armadas tenga semejante pensamiento…

"Es peligroso cuando se trata de alguien que está a cargo de la formación espiritual de cualquier comunidad. Aquellos religiosos convencidos del diálogo, de la necesidad de construir puentes, no podemos dejarnos avasallar por estas expresiones.

http://www.pagina12web.com.ar/diario/elpais/subnotas/48105-16328-2005-03-06.html

Comentario Druídico:
Pero, estimado Rabino Goldman, si las declaraciones de Mons. Baseotto son de "un antisemitismo más primitivo, que ni siquiera tiene sutileza intelectual" ¿para qué se hace mala sangre? En nuestra sociedad madura ¿quién haría caso de semejantes cosas? Duerma tranquilo.

14-03-05

El obispado de los militares

El obispo castrense es la máxima autoridad de la Iglesia Católica para asistir espiritualmente a las Fuerzas Armadas. Por su función, ejerce una influencia en la construcción de los valores de los integrantes no sólo del Ejército, sino también de la Marina, la Aeronáutica, la Gendarmería y la Prefectura. Baseotto llegó a ese cargo en noviembre de 2002. Sucedió a monseñor Norberto Martina, que falleció en agosto de 2001. El Vaticano se tomó casi 15 meses en la selección del nuevo obispo castrense. La Santa Sede lo designa pero el prelado tiene rango de subsecretario de Estado y cobra un sueldo pagado por la Presidencia de 5000 pesos. Los demás obispos tienen una asignación para su diócesis; en este caso se trata de un salario para su bolsillo. Después de sus expresiones hacia el ministro Ginés González García, el Gobierno decidió solicitar al Vaticano que Baseotto fuera removido. Los obispos cesan en sus funciones al cumplir 75 años o cuando renuncian. Baseotto tiene 72 años. Todavía la Santa Sede no se expidió sobre el pedido argentino.

http://www.pagina12web.com.ar/diario/elpais/subnotas/48105-16329-2005-03-06.html

Comentario Druídico:
¿Cuál es es problema? ¿El sueldo? No duden que Mons. Baseotto renunciará a él. Su mesa cotidiana no es muy codiciada por sus capellanes. Arroz hervido, verduras, polenta. Pocas veces vino. Usa siempre la misma campera gastada sobre la sotana. ¿En qué gastará sus 5000 pesos? ¿Si le preguntamos a los pobres de Añatuya?

14-03-05

DICTAMEN DEL INADI CONTRA EL OBISPO BASEOTTO

Otra mancha en la historia negra del vicario castrense

En una homilía del año pasado, el obispo que ahora quiere tirar al mar al ministro de Salud cargó contra los musulmanes. Fue denunciado en el Inadi. Su titular concluyó que el obispo es "discriminador" y que sus dichos coinciden con "el núcleo ideológico de la última dictadura". El caso es el nuevo exponente de su conducta: Baseotto acumula acusaciones de antisemitismo, vinculaciones con represores y justificaciones de los "excesos" de la dictadura. Aquí, Página/12 revela su historia.

El gobierno argentino pidió ayer formalmente al Vaticano que haga renunciar al obispo destinado en las Fuerzas Armadas.

Por Mariana Carbajal

El Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia (Inadi) está a punto de firmar un durísimo dictamen contra el obispo castrense, monseñor Antonio Baseotto, según adelantó ayer a Página/12 el titular del organismo, Enrique Oteiza. Lo acusará de violar la Ley Andiscriminatoria, la Constitución Nacional y hasta la Declaración Universal de los Derechos del Hombre en la homilía que dio en la misa de cierre de la última peregrinación del personal militar a la Basílica de Luján. En ese sermón, el prelado desplegó un discurso "integrista" y disparó contra la inmigración musulmana a Europa, a la que responsabilizó de producir "un tembladeral" y llevar al Viejo Continente a "una agonía inexorable". Tras estudiar el caso, Oteiza fue concluyente: "Ese texto es la fundamentación doctrinaria del autoritarismo, su núcleo ideológico coincide de manera plena con la orientación que guió a la última dictadura militar". Denuncias de antisemitismo en su juventud, estrechos vínculos con el juarismo, relaciones con el ex represor Antonio Musa Azar, justificaciones de los "excesos" de la represión ilegal y un sinnúmero de expresiones polémicas conforman la historia negra de la máxima autoridad de la Iglesia Católica para asistir espiritualmente a las Fuerzas Armadas.

La denuncia ante el Inadi fue presentada por uno de los vicepresidentes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), Miguel Monserrat, por la homilía que Baseotto pronunció el 7 de octubre último durante la misa que coronó la peregrinación de militares a Luján. Según crónicas periodísticas, lo escucharon en la Basílica el ministro de Defensa y los jefes de las Fuerzas Armadas. En un pasaje del sermón, centrado en el auxilio que puede encontrar la política en la religión, Baseotto sentenció: "La exigencia de identidad brota de la situación histórica por la que pasa nuestra patria en un mundo globalizado y confuso. Y brota de nuestra fe. En una Europa desdibujada en su identidad, que ha renunciado a sus raíces cristianas, el fenómeno musulmán produce un tembladeral y la lleva a una agonía inexorable, a un colapso como pueblo. Es hora de escarmentar en cabeza ajena y apostar por ser nosotros mismos. El coqueteo con una izquierda sin sustento ni prestigio después del Muro de Berlín y del desguace de la URSS, las ambigüedades mezcladas de complejo de inferioridad de un pluralismo anónimo e indefinido, el propiciar un diálogo que concluye inexorablemente en renuncias claudicantes …".

En su presentación, el directivo de la APDH hizo hincapié en las dos frases resaltadas. "Además de la flagrante discriminación hacia la fe religiosa del Islam" señaló Monserrat en la denuncia, "estas declaraciones tienen una clara connotación amenazante y macartista, con la indisimulada y peligrosa intención de condenar el pluralismo y el diálogo, que son valores y herramientas insustituibles de la convivencia democrática del pueblo argentino."

El fragmento fue analizado en el Inadi. Como es trámite habitual, el organismo convocó al denunciado para que hiciera su descargo. "En general, en situaciones similares, los denunciados suelen decir que sus declaraciones fueron sacadas de contexto o no fueron reproducidas con fidelidad. Pero monseñor Baseotto en ningún momento se desdijo. Y sostuvo que las realizó en un acto meramente religioso y cultural, carente de un ánimo discriminatorio, y se escudó en su status eclesiástico", detalló el titular del Inadi en diálogo con Página/12. Luego de estudiar el caso, la conclusión del organismo fue contundente. "No cabe ninguna duda del carácter discriminatorio del texto, que está agravado porque se trata de un funcionario público, que depende de la Presidencia de la Nación, y cobra un sueldo del Estado, y que por su función castrense ejerce una influencia en la construcción de los valores de los integrantes de las Fuerzas Armadas. Es un discurso antidemocrático, y violador de los derechos humanos fundamentales", evaluó Oteiza. Y agregó: "Esta noción de que la identidad nacional está ligada de manera integrista a una religión determinada, que considera al pluralismo como una amenaza disolvente y que califica a otra religión como portadora del mal, contiene los rasgos fundamentales que contribuyeron a conformar la ideología que durante la última dictadura militar llevó al terrorismo de Estado". El dictamen contra Baseotto se firmará en los próximos días.

Comentario Druídico:
¿Como es posible que el Estado argentino pague un sueldo jugoso a un funcionario para dictaminar imbecilidades semejantes? Invitamos al Sr. titular del INADI a que vaya a hacer declaraciones de este tenor a Arabia Saudita o a Israel… y luego nos cuente cómo le fue.

14-03-05

DEVOTO JUARISTA Y MENEMISTA

La primera denuncia por discriminación Baseotto la recibió en su juventud "en años del alfonsinismo", cuando todavía no había sido ordenado obispo de Añatuya, pero ya era cura de aquella diócesis santiagueña. El religioso se encargaba del cierre de programación dominical del Canal 7 de la capital provincial, propiedad del poderoso empresario Néstor Ick, de aceitadas relaciones con el régimen de los Juárez. "Desde ese lugar se despachó en distintas oportunidades con expresiones antisemitas", recordó ante Página/12 David Scaliter, actual presidente de la Sociedad Israelita de Santiago y su titular en aquel momento. Por aquellos dichos, la entidad presentó una denuncia contra el sacerdote ante la DAIA. "Nunca pidió disculpas y se escudó en sus fueros eclesiásticos", señaló Scaliter.

En Añatuya, una de las regiones más pobres del país, Baseotto pasó 27 años. Los diez últimos, como obispo de la diócesis, hasta noviembre de 2002 cuando fue designado por el Papa al frente de la vicaría castrense. En Santiago era un clásico su enfrentamiento con el fallecido monseñor Gerardo Sueldo, a cargo de la otra diócesis de la provincia, la de Santiago del Estero, y conocido en su tierra como "el obispo de los pobres". Nunca Baseotto aceptó firmar los durísimos documentos contra el gobierno de los Juárez que promovía Sueldo. En el ámbito eclesiástico santiagueño lo recuerdan como un fervoroso defensor de aquel régimen.

Mientras monseñor Sueldo creaba la Secretaría Diocesana para los Derechos Humanos, desde donde se denunciaron casos de gatillo fácil, detenciones arbitrarias, la aplicación de tormentos y apremios ilegales en comisarías santiagueñas y la persecución de opositores políticos en tiempos del reinado de Musa Azar como secretario de Seguridad de la provincia, Baseotto no dudaba en alabar el desempeño del comisario general y mano derecha de los Juárez, actualmente acusado del delito de homicidio cuádruplemente calificado en perjuicio de Patricia Villalba, una de las víctimas del doble crimen de La Dársena. En una carta fechada el 21 de octubre de 2002 "a la que tuvo acceso Página/12", el obispo de Añatuya le expresa a Musa Azar que es "consciente de su competencia y de su buen criterio, avalado por años de trabajo". En otra esquela, enviada para saludarlo para las fiestas, destacaba el deseo de que el nuevo año "siga siendo de mutua colaboración". Este último documento forma parte de la veintena de cajas presentadas por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Luis Duhalde, al Congreso Nacional, y que constituyeron los fundamentos para intervenir la provincia el 1º de abril de 2004.

Baseotto se mostraba como un devoto simpatizante del menemismo. "En reuniones de obispos del NOA en los que se fustigaban políticas de gobierno en áreas sociales o educativas siempre era él contra todos los obispos. Baseotto era el único que defendía al menemismo", señaló a Página/12 uno de los obispos testigos de aquellos encuentros.

El informe de la delegación santiagueña del Programa Nacional Anti-Impunidad, que coordina el abogado Luis Santucho, acusa al Obispado encabezado por Baseotto de participar en el encubrimiento de un crimen, en el que estaba implicado un policía. "Durante el menemismo Baseotto se olvidó repentinamente de su pública condición de antisemita, había muchos miles de motivos, teniendo en cuenta que quien firmaba los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) era precisamente Carlos Corach, el ministro del Interior que más tiempo estuvo disponiendo de esos fondos, muchos de los cuales fueron a parar a las misteriosas cuentas del Obispado", señala el documento elaborado por el organismo, en mayo de 2004. El uso de la alegoría bíblica contra el ministro Ginés González García no sorprendió en Santiago. "Nunca escuché a Baseotto durante la dictadura militar ni en la época del juarismo en Santiago del Estero decir que a algún militar había que ponerle una piedra al cuello y tirarlo al mar. Esos crímenes y esas muertes parece que no lo escandalizaban", declaró el presbítero Mario Ramón Tenti, párroco de la iglesia de Mailín, de la capital santiagueño, en declaraciones al Nuevo Diario.

 

Las expresiones polémicas han sido una constante en sus homilías. En la misa por los muertos por la Patria oficiada en la catedral castrense el 10 de diciembre último justificó el terrorismo de Estado de la última dictadura militar. "Se trató de una guerra. Y en una guerra es imposible evitar los excesos."

 

 

Antes, todavía como obispo de Añatuya, se expidió sobre las leyes de salud sexual y reproductiva, sancionadas en distintas provincias, que obligan al Estado a entregar gratuitamente anticonceptivos. "Legitiman la prostitución" y "responden a una mentalidad ante la cual la del tristemente recordado nazismo quedaría pálida".

http://www.pagina12web.com.ar/diario/elpais/1-47775-2005-02-25.html

Comentario Druídico:
¿En qué quedamos? Resulta que Baseotto es nazi… y es nazi porque dice que el aborto es un procedimiento nazi. ¡Ponganse de acuerdo, muchachos!
La otra, para el Guiness del bolaceo: Baseotto dejó de lado su "antisemitismo" ¡por temor a Corach! Pregúntenle a los judíos lo que opinan sobre el judaísmo de Corach. Fue silbado e insultado en todos los actos públicos por el atentado de la AMIA. Y hasta tuvo en su gabinete ex militantes de Tacuara… Vamos, un poco de macaneo todavía, pero esto es el colmo…

14-03-05

EL GOBIERNO PIDIO AL VATICANO QUE HAGA RENUNCIAR A BASEOTTO

A monseñor se le viene la noche

Kirchner ordenó que Bielsa requiera al Vaticano la renuncia del obispo que quiere tirar al mar al ministro de Salud.

Por Mariana Carbajal

El Gobierno decidió solicitarle al Vaticano que "le requiera la renuncia" al obispo castrense, monseñor Antonio Baseotto, como consecuencia de sus escandalosas expresiones en las que propuso "tirar al mar" al ministro de Salud, Ginés González García, por repartir preservativos y por su posición en favor de la despenalización del aborto. Como antecedente, en la Cancillería recordaron la expulsión del país, ordenada en 1955 por el entonces presidente Juan Perón, del obispo auxiliar de Buenos Aires Manuel Tato y del canónigo diácono Manuel Novoa.

El anuncio lo hizo anoche el canciller Rafael Bielsa al salir de una reunión con el presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada, donde recibió la instrucción de elevar el pedido al nuncio apostólico, monseñor Adriano Bernardini. Durante la tarde de ayer, tanto Bielsa como el secretario de Culto, Guillermo Olivieri, mantuvieron contactos con autoridades eclesiásticas para evaluar la situación. "En la Conferencia Episcopal nadie quiso defenderlo; más o menos el mensaje fue: que se arregle solo", confió a Página/12 una fuente de Cancillería. El escenario se volvió más que incómodo para el Gobierno desde el viernes último cuando se conoció la carta personal que Baseotto le envió al ministro de Salud, donde le manifestó "utilizando una alegoría bíblica" su oposición a la política de entrega gratuita de preservativos y a su postura en favor de la despenalización del aborto. Baseotto tiene rango de subsecretario de Estado y cobra un sueldo pagado del presupuesto de la Presidencia de 5000 pesos (en un primer momento había trascendido que eran 4500). El CELS había presentado el lunes a la Presidencia un pedido para que se iniciaran gestiones para su remoción.

-¿Que pasaría si no renuncia? -le preguntó anoche una periodista a Bielsa.

-No es una especulación que me parezca feliz desarrollar. Deseo fervientemente, en tanto es la expresión del deseo de este Gobierno, que efectivamente la renuncia se concrete y que haya un obispo castrense diferente del que hay actualmente. Si esto no es así, veremos cuáles son las medidas que se toman- respondió el canciller.

Horas antes del anuncio de Bielsa, el Episcopado había difundido una carta enviada por Baseotto al titular del organismo, monseñor Eduardo Mirás, en la que el obispo castrense aclara que no quiso alentar -un acto de violencia- ni ofender al ministro de Salud por sus opiniones. Además, expresa su pesar por la -confusión y malestar- que causó la inclusión en su polémica carta a González García de la cita del Evangelio en la que decía que el funcionario -merecería que le cuelguen una piedra de molino en el cuello y lo tiren al mar-. Sus aclaraciones llegaron tarde. Un día antes, de todas formas, Baseotto había ratificado sus dichos ante el ministro de Defensa, José Pampuro, quien lo citó a su despacho para expresarle el malestar del Gobierno.

"Baseotto es el único obispo que recibe un salario pagado por el presupuesto nacional, los otros prelados tienen una asignación para el mantenimiento de sus diócesis", explicó una fuente de la Secretaría de Culto. De perfil conservador, lobbista de los sectores más duros retirados de las Fuerzas Armadas, y de excelentes relaciones con el ex gobierno menemista, Baseotto fue designado en el cargo en noviembre de 2002 por el Papa, su jefe directo. Venía de encabezar durante once años el obispado de Añatuya, en Santiago del Estero. En 2003 saltó a la tapa de los diarios por sus gestiones ante la Corte Suprema en favor de la convalidación de la constitucionalidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida.

 

El lugar que ocupa el cuestionado prelado fue elevado de categoría por el ex presidente Carlos Menem, en otro gesto para congraciarse con la Santa Sede. Hasta ese momento se trataba de una vicaría castrense que dependía del Arzobispado de Buenos Aires. Desde entonces pasó a depender del Santo Padre. La vicaría había sido creada en 1957 por un decreto del expresidente militar Pedro E. Aramburu con la misión de ocuparse de la atención religiosa de los integrantes de las Fuerzas Armadas, tanto de las familias de los militares como de las del personal civil.

 

Nunca antes se pidió al Vaticano la renuncia de un obispo. Como antecedente, en la Cancillería recordaron la expulsión del país ordenada por Perón en 1955 del obispo auxiliar de Buenos Aires Manuel Tato y del canónigo Manuel Novoa. Fue después de la procesión de Corpus Christi del 11 de junio de ese año "cuatro días antes del bombardeo a la Casa Rosada", que derivó en una marcha al Congreso que incluyó incidentes con la policía, en el marco del enfrentamiento de Perón con la Iglesia. Perón los responsabilizó de aquellos hechos, los mandó encarcelar y los echó de la Argentina.

Comentario Druídico:
El "CELS" de Verbitsky… otra vez. Veamos lo que ha dicho de él Hebe de Bonafini a la revista Tres Puntos
"Verbitsky es un sirviente de Estados Unidos. Recibe un sueldo de la Fundación Ford y, además de ser judío, es totalmente pronorteamericano". Atención INADI. Acá hay discriminación. Pero veamos más, según el enjundioso artículo del Dr. López Fracasi, "La Democracia Minoritaria" "el representante en Chile de la Fundación Ford, Augusto Varas (ya se ha visto el público agradecimiento que le efectuó Carrió) declaró que
"…la Fundación Ford tiene en su más alta estima tanto el trabajo de CELS como del señor Horacio Verbitsky en defensa de los derechos humanos, y espera tener el privilegio de seguir apoyando su incansable lucha por la plena vigencia de la democracia en nuestra Región". (Ver texto completo en http://www.panodigital.com/Sections-article112-.phtml
En fin, estos son algunos enemigos de Mons. Baseotto. Los de Página/12. Los otros son del barrio o se juntan en la esquina… Dios los cría y el viento los amontona…

 

14-03-05

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *